La familia

El señor Tamayo, que propició la anulación de las elecciones autonómicas de 2003 en Madrid, dice que se ha citado con Esperanza Aguirre. ¿Para qué? Según él ya lo han hecho en otra ocasión. A lo mejor tienen asuntos que poner al día. Algunas claves de esta relación las aportó la persona que escoltó a los diputados tránsfugas durante la espantada del día de la investidura. Se llama José Antonio Expósito, trabajaba como empleado de seguridad en el Banco de Santander. Al año siguiente movió más de un millón de euros en su cuenta corriente. Según él, le contactaron al día siguiente del recuento de votos. La Guardia Civil encontró en su casa una cinta en la que se le veía con los tránsfugas. La persona que grabó la cinta aseguró que acompañaron a los diputados Tamayo y Sáez al despacho del abogado Esteban Verdes, marido de una concejala del Ayuntamiento de Madrid y amigo de Romero de Tejada, secretario general del Partido Popular de Madrid. Expósito contó a la Policía y al juez que el encargo se lo hizo Dionisio Ramos, gerente de la Universidad Complutense de Madrid y ex alto cargo del PP. A raíz de estas declaraciones fue contratado por Julio Ariza en Intereconomía. Este empresario ha sido el principal beneficiario en las adjudicaciones de Esperanza Aguirre en materia de comunicación y televisión digital tanto en Intereconomía como en Libertad Digital, la de Jiménez Losantos, de la que posee el 50%. Parece claro quién paga el silencio de los implicados.
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó la querella presentada por la formación socialista alegando que no había un solo dato que probara la existencia de una trama.