Bulocracia

Gallos que cantan "Cristo viene"

Este año ha alcanzado popularidad en las redes sociales un gallo de Pueblo Nuevo de Los Alcarrizos, en la República Dominicana, por cantar en perfecto castellano "¡Cristo viene!" en lugar del clásico quiquiriquí. Ya se le conoce por ello como "el gallo predicador" y webs  de toda América se han hecho eco del acontecimiento, sobre todo las más cristianas, que ven en el cacareo del gallo una señal divina.

Es una historia que cautiva en determinados sectores, pero que se repite. Lleva dando vueltas en Internet al menos desde 2013, con ese gallo y con otros. De Los Alcarrizos surgen gallos predicadores a raudales, aunque no es el único lugar. Hay presuntos gallos que cantan "Cristo viene" en Costa Rica, Cuba, Colombia, Honduras o México. Es más, también existe al menos un gallo que añade información y canta "Cristo viene pronto".

Todo esto se lo creen los muy creyentes de esos sitios y lo interpretan como un gesto de Dios para que recordemos que existe. Pero, ¿por qué ese empeño?, ¿por qué hay gente que quiere escucharle decir a un gallo "Cristo viene"?

Lo único cierto, lo único que tienen en común todos estos gallos presuntamente devotos de Cristo, es que hay que echarle mucha imaginación para lograr oír de sus picos "Cristo viene". Yo lo he intentado fervientemente y predispuesto, y no ha habido manera.

Vamos, que no escucha "Cristo viene" ni el  cura al que se cita en la última oleada de compartidos de este asunto, un tal Gabriel Antonio Dineo: "Si ha sido un signo para que algunos quieran volver la mirada al Señor, pues bendito sea Dios. El Señor se puede valer de todo. El gallo no dice "Cristo viene", pero si otros quieren entender eso, pues bendito sea Dios y que con eso se acerquen más al Señor, que oren más, sobre todo en estos tiempos tan difíciles".

Obviamente, los gallos no lanzan mensajes celestiales, pero difundir que sí lo hacen lleva notoriedad a las poblaciones donde viven y da protagonismo a los dueños de los gallos. Es como colgar una patraña en las redes sociales pero sin tirar de las redes. Después van allí medios con pocos temas que contar, sale todo el pueblo a la calle y más tarde en los papeles, y todos contentos.

Quizás para estas cosas sería mejor recurrir a un loro, que esos sí que dicen lo que uno quiera que digan, si es que les apetece, claro. Pero los gallos que dicen "Cristo viene" solo existen en la imaginación de quienes quieren pensar que así es y que el responsable de ello es Dios. Aunque, de ponerse, seguro que el Señor tendría formas menos retorcidas y enigmáticas de mandar mensajes.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es cuándo viene Cristo. No se sabe. Los gallos no lo mencionan. En los años que se lleva propagando esta cuestión de los gallos solo dicen que viene, pero ninguno se ha atrevido a cacarear "ya ha venido" o algo diferente.

En todo caso, Youtube está plagado de gallos de estos y de gente que asegura que su animal dice "Cristo viene" mejor que ninguno. Está el de hace siete años, el de 2016, el de ahora... Pero bueno, mucho ánimo aunque estéis predispuestos a entender que cantan eso.