Cartas de los lectores

30 de enero

No me extraña
Lo que debería de sorprendernos a los españoles es la gran pasividad con que la sociedad recibe los recortes de los sueldos por parte del ejecutivo gobernante, sin protestar ni manifestarse por nuestras ciudades ante los sueldos archimillonarios con que se retiran los banqueros y los ejecutivos de las empresas. ¿Nos sorprende que los jóvenes pidan una democracia real y no lo que tenemos, que sólo está al servicio del capitalismo, de los banqueros y de los especuladores de los mercados? Necesitamos una democracia que promueva las condiciones adecuadas para que la libertad y la igualdad de los individuos sea una realidad. Una democracia hecha con la fuerza de millones de personas por las calles para derribar todos los obstáculos que dificultan el derecho de los ciudadanos a tener un puesto de trabajo, una vivienda digna y a participar en la vida política, económica, cultural y social.
Joaquín García Mayo
Madrid

Valencianos libres de cargos
Aún nos falta conciencia democrática para saber que cuando formamos parte de un jurado asumimos una gran responsabilidad y que no podemos defraudar a un sistema que ha confiado en nuestra discreción, objetividad e imparcialidad. No creo que formar parte de un jurado en la Comunidad Valenciana sea una cuestión fácil, la corrupción y el dinero de la construcción pueden hacen callar muchas bocas. Con esto no quiero decir que el jurado haya actuado deliberadamente de mala fe. Pero creo que se ha juzgado con mucha ingenuidad. En cualquier caso, todos hemos escuchado las declaraciones, así como el lenguaje barriobajero de los acusados, por lo que han perdido la dignidad en las calles, entre sus ciudadanos.
Jaime Guallart
Madrid

Es necesario recurrir la sentencia
No es que los ciudadanos no tengamos fe en la Justicia, simplemente es que desconfiamos del sistema.
A las primeras de cambio he leído que algunos de quienes han seguido, día a día, el juicio de Francisco Camps y sus trajes, opinan que este fallo del jurado no se produciría con profesionales doctos, que hay tal apilamiento de pruebas y tantos hechos comprobados en la exposición judicial, que les parece que han vivido otro juicio distinto.
Pues bien, como ciudadano, pretendo saber qué opinan esos expertos doctos que están habituados a resolver casos aplicando las leyes todos los días, sus analogías o sus vericuetos. Espero que con un caso donde la alarma social es manifiesta, sean especialmente rápidos y eficaces. Exijo que me demuestren si el actual sistema de juicios con jurados es fiable o si en España nos hemos equivocado una vez más. Creo que no hay ninguna duda, cabe recurrir.
Francisco Vicente Agulló Sánchez

Alicante

Dilapidan nuestro futuro
Soy un joven de 27 años que ha dejado de creer. Observo perplejo cómo las personas que han dilapidado el futuro de España salen impunes. Esas personas que por su mala gestión o por querer enriquecerse del dinero de todos provocan que la mejor generación que jamás haya tenido España se vea forzada a abandonar el país. Pero esta gente no sólo ha echado a perder a esta generación con sus aires de grandeza, sino que ha hipotecado a las futuras, debido a la ruina de los colegios públicos y demás servicios sociales. Se me cae la cara de vergüenza de lo que pensará el resto del mundo sobre los españoles. Cuando nuestros representantes se ven salpicados de casos de corrupción (Gürtel, Palma Arena, MercaSevilla, caso Urdangarin...) y los jueces no tienen las pruebas suficientes para condenarles. Me siento triste al darme cuenta de que los poderosos son ajenos a la justicia en el país donde nací y de que el pueblo
–no sé si por vergüenza ajena o por resignación– mira hacia otro lado ante estos hechos.
Javier González

Los parados de Mariano Rajoy
Mientras gobernaba Zapatero, los 5 millones de parados eran un drama, una catástrofe, una vergüenza. Rajoy se llenaba la boca de calificativos apocalípticos para referirse a ellos. Ahora llevamos apenas un mes de Gobierno del PP y lo que antes era un despropósito se han convertido ahora en 5,3 millones de parados de Rajoy. ¿Y de dónde han salido todos estos parados de nuevo cuño? Tan sólo en mi ayuntamiento, Collado-Villalba, actualmente en manos del PP, se ha puesto en marcha un ERE para despedir a 48 empleados municipales. No creo que este sea un caso aislado, de modo que para saber de dónde sale la cifra, seguramente habrá que sumar los despidos de todos los ayuntamientos y comunidades autónomas donde el PP ha ganado o sigue gobernando. Ahora, señor presidente, ya no tiene a quien culpar. Ahora podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que estos son los parados de Rajoy.
Rosa Ruiz
Madrid

La izquierda adiestrada
He leído en la prensa que el candidato socialista francés François Hollande se postula como aladid de la clase media. Como bien sabemos, el debate sobre el futuro del socialismo, digamos también de la socialdemocracia, está abierto. Mi opinión es que ese futuro no será nada alentador si esta parte de la izquierda más adiestrada comienza a jerarquizar sus objetivos y continúa en manos de niños bien profesionales de la tecnocracia.
Francisco García Castro
Estepona (Málaga)