Desenredando

Blackface euskaldun por los cuatro costados

El texto que publico hoy no es de mi cosecha. Lo han escrito Aiala Atutxa y Nerea Zarandona, dos mujeres euskaldunes comprometidas con el antirracismo y preocupadas por la parodia con blackface que se hizo en el programa de humor Barre Libreak y que se emite en EITB, la televisión pública vasca.

Los antecedentes

Todo empezó cuando en el programa Barre Libreak se marcaron unas parodias en las que aparecía un señor blanco interpretando a una mujer negra que hablaba euskera.

Algunas personas se movilizaron y comunicaron al programa y a la cadena su malestar por esta práctica racista. Ya se ha explicado en muchas ocasiones que el Blackface es innecesario y racista, y así lo manifestaron.

Para sorpresa de nadie, los actores y las actrices del programa aparecieron de nuevo defendiendo los límites del humor y haciendo mofa de las personas que les recriminaron el blackface, calificando a estas personas de ofendiditos, como se viene haciendo.

El escrito de Aiala y Nerea

¡Señoras , Señores y Señoros, tras el Black Lives Matter con todos, todas, todes ustedes llega el Blackface a través de su televisión pública vasca!

¿Black qué? ¿Qué es eso?, ¿Una palabra en inglés? ¡No, no eso no es de aquí, Suena a esos de las tres kas o algo así. Allí, en Estados Unidos o por allí lejos, lejos. Todo eso está lejos de la puerta de mi casa, como decía Fermín Muguruza en su canción "Urrun". 

Veamos amiga. Como pacientemente nos explican una vez más desde Sos Racismo, "la práctica del blackface o personas blancas que se pintan la cara de marrón o negro para parecer personas negras con el objetivo de ridiculizarlas utilizando todos los estereotipos degradantes, surgió en 1830 en EEUU y es común en diversas fiestas tradicionales en Europa dentro de países como el nuestro con pasado esclavista y colonial."

¿En serio?, ¿están seguras éstas de Sos Racismo? Pero, ¡si es una broma, mujer!, ¡qué piel tan fina !, ¡ya no se va a poder hacer chistes de nada!, ¡no os pongáis así, si es graciosísimo!, ¡mira de qué buena calidad es el betún! Y los labios rojos exóticos quedan monísimos y la peluca de payaso es espectacular, y es rubia ni siquiera es negra. 

"Las personas negras explican que se sienten ultrajadas, caricaturizadas, violentadas cada vez que ven a alguien disfrazada de "negro" o "negra". Nadie se disfraza de blanco porque la blanquitud egocéntrica representa la "normalidad".

Recuerdo haber escuchado a Irantzu Varela algo así como que te puedes reír de las personas más blancas o más ricas que tú, pero no de colectivos más oprimidos que el tuyo porque el humor si no es de dentro afuera y de abajo hacia arriba no es humor, sino que es opresión.

Y , eso que dicen las de Sos Racismo que la blanquitud egocéntrica representa la "normalidad"¿Qué es? ¿Otro concepto de Estados Unidos? Te escucho. 

Muchas personas responden que en el blackface no hay intención de ofender; pero incluso sin intención, una persona puede adoptar prácticas racistas, normalizadas por el racismo institucional que deshumanizan y causan un profundo dolor a la población negra.

¿Quieres decir que nunca había reparado en esto porque el racismo es institucional? ¿Puede ser que el racismo lleve siglos impregnándolo todo hasta el punto de que las personas blancas lo tenemos interiorizado?, ¿O puede tener algo que ver con eso de que es una violencia que no atraviesa nuestros cuerpos blancos y por eso no la percibimos? Continúa, te escucho. 

Bien, volvamos a lo del Blackaface de Eitb.

El programa Barre Librea emitió entre mayo y junio varios sketches en los que se interpretaba a una persona negra usando la práctica racista del blackface. El personaje está caracterizado con los rasgos habituales del blackface ya descritos.

Aparece con una imagen hipersexualizada en la vestimenta y el calzado. Otro personaje fantasea continuamente con ella, la acosa insistentemente con insinuaciones y propuestas a pesar de que el personaje referido muestra una y otra vez su incomodidad con dichas actitudes. También hace referencias a su "bonito color de piel", "de donde tú eres", "tú eres del lugar de donde eres", su atractivo, o la de tiempo que lleva el actor sin mantener relaciones sexuales.

Por otra parte, su labor profesional consiste en cuidar a un anciano. Le asignan un nombre con mucha sonoridad de reminiscencia africana que no es habitual. La niña que aparece en el sketch aparece pintándose la cara porque dice admirarla y querer parecerse a ella (¿solo en el color de la piel?). Otra actriz la llama "Baltasarcita", como dando por hecho que a ese personaje siempre lo representa una persona blanca pintada. Se habla del inexistente idioma "senegalés" en lugar del wolof, que es al que se están refiriendo.

A ver, a ver, que yo he visto esos sketches y no me parece para tanto, es más, diría que el personaje está construido con mucho cariño y respeto y que es muy rompedor, incluso me atrevería a decir que rompe estereotipos. 

¡Fijate! Si es una mujer moderna, negra, euskaldun, lesbiana y completamente integrada en Berritxu. ¿No es eso rompedor? ¿No rompe estereotipos? ¡Es muy de aquí, muy nuestra! Si casi no parece que es de fuera. 

De todas formas, el personaje es euskaldun "peto- petoa". Habla un euskera cerrado de Berritxu y tiene politonos de música vasca en su móvil. ¿Acaso no rompe estereotipos? Está totalmente integrada en nuestra cultura y nuestras costumbres, y eso esta bien porque si vienen aquí que se integren, ¿no?" Euskaldunok first" . 

Espera, espera ahora que lo pienso mejor, no rompe estereotipos, sino que los perpetua y la construcción del personaje parece hecha desde el paternalismo y la supremacía blanca así como desde el desconocimiento absoluto del colectivo al que se caracteriza de una forma ofensiva según dicho colectivo. Además, ocupa el espacio de los actores y actrices negros.

Bien amiga, ahora te pregunto: ¿Qué hubiera pasado si este trato se le da a una actriz blanca en tono de mofa sketch tras sketch?  El hecho de que el personaje sea una blackface y que esté diseñado para hacer reír a un público blanco, no nos deja percibir la violencia que reciben las personas que están atravesadas por el racismo ya que el blackface consigue deshumanizar al colectivo .

Además, he escuchado en la radio y en la televisión pública vasca a una que estuvo en la reunión entre SOS Racismo y el programa y dice que solo había blancas. También dijo que lo blanco no es siempre tan blanco, ni lo negro tan negro; aunque esto si sonó raro porque si traslado esta frase al machismo... si una mujer me dice que le ha dolido el golpe... ¡woow, la frasecita tiene su miga!

Me estás incomodando y me va a estallar la cabeza. 

Calma amiga, dame la mano, estás en pleno brote de  fragilidad Blanca, (Robin J. DiAngelo). Es normal. Nos pasa a todas las personas blancas cuando nos señalan actitudes racistas. A mí me las han señalado más de una vez y siguen haciéndolo y lo recibo con gratitud, me lo reviso, me informo, trato de controlar mi fragilidad y reparar teniendo bien calmadita a mi Salvadora Blanca.

Te cuento algo:

  • No hay razón para no aceptar la crítica e intentar desacreditar a quienes te están señalando el acto racista, ya que el fondo del asunto es que se trata del típico estereotipo de mujer negra cuidadora que perpetúa el racismo y la violencia contra este colectivo.
  • Pásate por la web de Sos Racismo Bizkaia y verás que son parte de la Federación Sos Racismo de la que también forma parte Sos Racismo Gipuzkoa o Sos Racisme Catalunya, entre otras.
  • Sobre lo que has oído de la reunión, recuerda que tienes pendiente leer, escuchar y seguir en tus redes a activistas negras y racializadas para poder informarte y aprender con ellas lo que significan términos como aliada, poner los cuerpos, educar a tu comunidad, reparar, espacios seguros; y escuchar lo que las personas no blancas dicen que ocurre cuando son ellas las que señalan la racistada.
  • En esa reunión había personas blancas y también racializadas y migrantes pero a menudo con eso del "yo no veo colores" se invisiviliza a racializadas.  La reunión fue a la hora y el día que se programó desde la posición del privilegio blanco, con sueldo y seguridad social y ya sabemos cómo anda la gente últimamente buscándose la vida las veinticuatro horas del día y sin tiempo libre. Además, algunas terminan exhaustas de explicar y argumentar siempre lo mismo y optan por anteponer su salud mental.

El día en el que enviamos este artículo, la dirección de EITB no ha pedido disculpas por el blackface como se le ha solicitado desde Sos Racismo y otras 22 asociaciones más. No ha aclarado por qué intenta desprestigiar a estas asociaciones desde las cámaras y micrófonos de la radio y televisión pública vasca que pagamos todas.

No se entiende por qué se ha hablado del contenido de una reunión privada dando datos inexactos, en tono agresivo e invisivilizado a las personas racializadas y migrantes que tomaron parte en la misma. Tampoco ha reparado el daño, ya que en las redes sociales del programa sigue habiendo imágenes del blackface.

También nos llama la atención lo rápido que sacó la dirección de Eitb un comunicado pidiendo disculpas por el caso de lesbofobia y cómo sigue callada con este caso.

Es por esto que la queja se ha trasladado al Ararteko y a la Defensoría del Espectador sin descartar presentarla ante más instancias si se continúa sin reparar el daño.

Para terminar, decir que somos mujeres euskaldunes, feministas y blancas en proceso de deconstrucción racista y que las ideas que hemos expuesto aquí no son nuestras, sino son argumentos que hemos aprendido de periodistas, escritoras, comunicadoras, humoristas formadoras y activistas como Desireé Bela- Lobedde, Moha Gerehou, Lucia Mbomío, Ijeoma Oluo, Brigitte Vasallo, Antoinette Torres Soler, Aamer Rahman, Sani Ladan entre otras.

Aiala y Nerea