el pingue

Torreblanca. Panettone

 panetorre.jpg

Ayer, pensando en coger fuerzas el primer día del año para enfrentarme a los saltos de esquí, me fui, ni corto ni perezoso, a Torreblanca. Han abierto tienda en Valladolid y vaya, creo que será el acontecimiento "goloso" del año en mi ciudad.

 panetorre2.jpg

Pues bien. Me disponía a hacer estiramientos, flexiones, lo que se viene a llamar "calentamiento", cuando me di cuenta que quizá me convendría, este año, participar en la modalidad trineo. No sé por qué pero me siento más recogido, más cómodo, teniendo las posaderas en el asiento.

Sin embargo, y sin ningún pesar, para qué engañarnos, al final he pensado que ahí fuera llueve, nieva y hace frío. Es decir, que sofá, café caliente, cuchillo de sierra y cuña a cuña de panettone es la mejor manera de iniciar el año.

 pompatorre.jpg

Absolutamente mollar, jugoso, justo de dulzor y con un aroma que haría temblar a todos los cuerpos danone que pasean ya por los gimnasios preparandose para el verano. Ellos a las pesas y yo al bollo. Por cierto, ya he encargado el roscón.