Opinion · Postdatas

Fake news, stupid!

Este país nuestro es la leche. Deciden subirle el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) un 22% a los españolitos más caninos y sale el nuevo gobernador del Banco de España largando fiestas. En concreto, advierte que la medida puede llevarse por delante 150.000 empleos, un 0.8% del empleo total.

“No vayamos a lograr lo contrario de lo que pretendíamos y reduzcamos el empleo de aquellos a los que se quería ayudar, los jóvenes”, lanza Hernández de Cos haciendo casi honor a su apellido con una coz en toda regla, pero, eso sí, se muestra en contra de la temporalidad y el abuso de rotaciones en el empleo.

¿Y sí los 150.000 empleos que se van a perder fueran temporales, de cuartos de hora, y fruto de unas rotaciones inmorales?

En su comparecencia en el Congreso, el gobernador del Banco de España se descolgó también pidiendo entre líneas que el Tribunal Supremo rectifique y no convierta en retroactivo el tributo de las hipotecas para que los bancos, pobrecitos, no tengan que pasar por caja más de la cuenta. “Hay que preservar la seguridad jurídica” del sistema hipotecario español por encima de nuestros cadáveres.

Después de esta demostración de quién manda a las claras en España, los Franco, amparados por el Vaticano, que está demostrando la afición que tiene por algunos dictadores que paseó bajo palio, se ponen chulos y dicen que la alternativa a La Almudena es el Valle de los Caídos.

Para colmo, sobre Gibraltar en el protocolo del Brexit, el PSOE (Borrell)  reivindica al PP (Dastis), y el PP (Margallo) añora a Franco. Y estamos en el siglo XXI.

Atado, todo muy bien atado parece por momentos esta España sometida a un lavado permanente de imagen de la familia real. En esta ocasión, el Rey, la princesa de Asturias, la hermana y la queridísima y santa madre estuvieron arropados por todos los poderes del Estado. Bueno, faltó el ministro del Aire. ¡Menos mal!

Así, en este ambiente tan vintage, no es extraño que el presidente del PP, Pablo Casado, no acabe de dar la cara ante los trabajos “heterodoxos” que el comisario Villarejo hizo para el PP por encargo de la entonces secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, y su señor esposo.

Debe estar recurriendo a una profunda convicción y al reportorio musical más tradicional de la casa para continuar escondido tras la mata: “Si esto es todo mío, para qué voy a dar explicaciones. ¿Cospedal con el mismo rasero que la ministra Delgado? Formaré junto a mis compañeros que hacen guardia sobre los luceros…¿Apartarla de inmediato? Nadie en el Tercio sabía, quién era aquella legionaria, tan audaz y temeraria…

En fin, a unas malas Casado siempre puede asociarse con Trump y Bolsonaro y atacar a la prensa preventivamente por lo que le viene de camino.

¿Cospedal y López del Hierro encargaron a Villarejo que quitara de en medio a Garzón de la instrucción del caso Gürtel?

Fake news, stupid!