Opinion · MierdaJobs

Eurovisión busca voluntarios gratis, con idiomas y que se paguen el viaje a cambio de “una experiencia laboral única en el currículum“

Los organizadores del próximo festival de Eurovisión, que se celebra el año que viene en Holanda, han publicado este miércoles una oferta para trabajar gratis del 1 de mayo al 18 de ese mismo mes. Buscan personas con varios idiomas, a jornada completa y horario flexible y que sufraguen ellos mismos todos los gastos que se presenten durante esos días (billetes, alojamiento…).

La empresa de radiodifusión (NPO), encargada de organizar el evento, ha publicado este día 13 de noviembre un anuncio en el que piden dichos voluntarios.

Buscan personas proactivas, comunicativas y prácticas. Además, deben ser personas con buen nivel de inglés y holandés, pero especifican en la oferta que “es una ventaja si también hablas otro idioma extranjero”. Eso no es todo, piden disponibilidad completa del 1 al 18 de mayo y poder organizar “su propio viaje”, en el que especifican que “los gastos de viaje y estancia no se reembolsan”.

¿Qué ofrecen a cambio? “Una experiencia única en tu currículm”, además de conocer a “muchas personas nuevas”.

Para hacernos una idea, tras buscar con varios comparadores de viajes y vuelos, cada voluntario que acuda a un hotel tendrá que pagar una media de unos 2.800 euros por los días que hará dicho “voluntariado”.

Tras varias críticas en redes sociales, el director de la asociación de voluntarios, Joost van Alkemade, ha explicado que es «importante que el voluntariado sea siempre complementario a los empleados remunerados, nunca en su sustitución», además ha añadido que reembolsar los gastos de alojamiento y transporte es «lo mínimo» que puede hacer el festival, «dado el compromiso que se está pidiendo». Por otra parte, un portavoz de NOP ha asegurado que se ofrecerá “comida y bebida gratis” a los voluntarios.

Para la sindicalista Mariam Falcón “esto sigue siendo trabajo ya que no estamos hablando de una ONG”. “Lo que están haciendo es abaratar costes a base de mano de obra gratuita. Vivimos en una época en la que la nueva moda liberal es rellenar currículums trabajado gratis”, explica a Público.

De forma muy parecida piensa el abogado laboralista Íñigo Molina. “Podemos decir que, desde un punto de vista ético, esto es una estafa ya que, mediante un gancho, se pretende tener mano de obra gratis. Esas personas están trabajando por cuenta ajena y beneficiando a la empresa a cambio de nada. Además, en este caso, no sólo no te pagan, sino que, además, el propio trabajador está cubriendo gastos de la empresa».

Este caso recuerda a cuando la UEFA pidió 200 voluntarios que fuesen bailarines y estudiantes de teatro y música para un espectáculo, o cuando la Academia de los Goya buscó becarios para la gala sin salario ni alojamiento.