Persona, animal o cosa

VIOLENCIA DE GÉNERO- Ojalá a la tercera fuera la vencida

vieolencia-de-genero-_mikel-jaso.jpg 

Marta Nebot 

 Ivana S.F. murió el jueves a pesar de que, milagrosamente, la encontraron viva. Tenía veinte puñaladas encima, parada cardiorrespiratoria y se estaba desangrando o, lo que es lo mismo, probablemente tuvo tiempo para reflexionar sobre lo que le estaba ocurriendo.  

Esta española de 36 años, divorciada y madre de dos niñas de 9 y 10, fue consciente de que Sergio (su ex-novio de 32, también español) le quitaba la vida, presuntamente para todos menos para ella, tras una fuerte discusión.  

¿En qué pensaría esta mujer "muy agradable, educada y guapa", según sus vecinos, mientras la vida se le escapaba por tantos sitios que no hubo manera de retenerla? ¿En la cifra del año pasado (55 muertas por violencia machista, un 27´6% menos que en 2008)? ¿En la Ley Integral? ¿En los brazaletes GPS? ¿En los juzgados especializados? ¿En que en los últimos diez años son más las víctimas de esto que las del terrorismo? ¿En que, según el CIS, este tema sólo ocupa el puesto número 19 en la lista de preocupaciones del español? ¿Encontraría consuelo en que una de cada cinco europeas sufre maltrato? ¿Se arrepentiría de no haber denunciado nunca a Sergio? ¿De no haber si quiera imaginado que cuando le decía que era suya no era en sentido figurado? Quizá; pero sólo por un instante. Luego supongo que se acordó de sus hijas y que, si eso era posible, se estremeció aún más de pavor al darse cuenta de que no hay ley, policía, ni juez que pueda cambiar cabezas, que no suelen ser las de  enfermos (el 80% de los maltratadores no lo son), y de que no sabía cuanto tiempo se tardará en, a base de educación, extirpar un paternalismo social tan arraigado y alimentado desde tantos frentes y que tanto daño hace a las víctimas y a los verdugos, cuyas existencias deben ser tristes, cargadas de culpa o, al menos, de insatisfacción. No hay maltratada que no se sienta querida. No es que no amen; es que no saben hacerlo sin ser los dueños del objeto amado.  

Y sí, el mismo día que moría (la tercera de 2010), otra mujer degollaba a su pareja en esta país y todavía no se sabe si la víctima se salvará. O sea, que no es que no haya violentas es que el número de hombres maltratados  supone el 5% de la estadística total.