Pato confinado

Receta de patatas cajún

Patatas cajun
Patatas cajún.

Las patatas cajún son una especialidad del sur de los Estados Unidos. Unas patatas asadas con su piel y cubiertas de adobo, muy especiadas, picantonas. Se han puesto de moda gracias a algunas cadenas de comida rápida. Los amantes de las patatas asadas y fritas seguro que están de enhorabuena al encontrarse con este plato. La piel sale crujiente y las especias convierten al tubérculo en un caimán de los sabores del Misisipi.

Son perfectas como acompañamiento de pollo frito o para mojarlas en salsa. No tienen complicación alguna, solo necesitas cargar de esencias al tubérculo. Después las pasas por el horno hasta que salgan crujientes por fuera y tiernas por dentro. Se trata de unas patatas muy alegres que puedes adaptar a tus gustos en función de las especias que le añadas. Las cantidades de las especias son aproximadas, en función de si las quieres más fuertes o ligeras.

Dificultad de la receta: Tan fácil como hacerte entender en el sur hispano de los Estados Unidos.

Nivel de emoción al comerlo: La de lanzarte hacia el espacio de los placeres especiados con un cohete hecho a base de tubérculos.

Pega con… Comer las patatas mientras imitas la doma de un rodeo subido en el sofá.

Partículas elementales: Hidratos de carbono impregnados de las maravillosas propiedades de la especias.

Receta de patatas cajún

Ingredientes 4 personas:

  • Medio kilo de patatas limpias.
  • 1 cucharadita de ajo en polvo.
  • 1 cucharadita de orégano.
  • 1/2 cucharadita de albahaca.
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo.
  • 1 cucharadita de pimienta negra.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  • 1/2 o 1 cucharadita de pimienta de cayena molida.
  • 1/2 cucharadita de comino.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal gorda.

1. Prepara el adobo de las patatas:

En un recipiente pon una cucharadita de orégano, ½ de albahaca, 1 de cebolla en polvo, 1 de pimienta negra, 1 de ajo en polvo, ½ de comino, 1 cucharadita de pimentón de la Vera, ½ cucharadita de pimienta de cayena molida. Mézclalo bien.

2. Impregna las patatas:

Limpia las patatas, ya que irán con su piel. Córtalas en gajos o bastones gruesos. Llévalas a un bol y añade un chorrito de aceite de oliva y las especias. Echa sal. Masajéalas con las manos hasta que el adobo se extienda bien por su superficie. También puedes ponerlas con el abobo dentro de una bolsa y agitarlo hasta que se repartan las especias.

3. Hornea las patatas cajún:

Pon papel sulfurizado sobre una fuente de horno. Ten el horno precalentado a 200 grados. Reparte las patatas sobre el papel. Hornéalas hasta que estén doraditas y algo crujientes, entre 20 y 30 minutos (pínchalas con un palillo para ver si están terminadas).

➥ Seguimos con una receta de patatas en salsa brava.