Pato confinado

Receta de salchichas al vino blanco: la gran receta de un 'gourmet' principiante

Salchichas al vino blanco.
Salchichas al vino blanco.

Las salchichas al vino blanco es una de esas recetas sencillas, baratas, deliciosas... un milagro de nuestra gastronomía. Imposible fallar, salen magníficas si conseguimos unas salchichas de cerdo de calidad. La salchicha es un material voluble, que se presenta en multitud de cuerpos y sabores en los supermercados. Algunas son pésimas, además de poco saludables. Lo ideal es comprarlas en una carnicería digna de nuestra confianza, pues no implican mucho gasto; con la carne siempre sale a cuenta consumir menos durante la semana y gastarse un poco más cuando vayamos a prepararla.

Las salchichas guisadas en vino te resuelven una cena o comida en un santiamén. La combinación del vino, la grasa del cerdo y la cebolla forman un elixir. Saldrán con una salsita agradable, blanca, sedosa si se reduce bien, un pelín dulce, llena de sabor. Incitan a mojar pan, son un pecado.

Muchas veces se preparan con un vino blanco normalito, y salen buenas. Si te gastas un poco más en el vino, sin embargo, notarás los resultados. La receta funciona también con vino tinto, pero el sabor es menos delicado. Puedes añadir especias o plantas aromáticas al guiso (pimienta negra, tomillo, orégano, perejil, una hoja de laurel, etc.). Si echas un poco de caldo de pollo casero el resultado será un festín para los sentidos. Si quieres que la salsa espese mejor, echa un pelín de harina mientras rehogas las salchichas (que se tueste siempre la harina) o una cucharadita de maicena en la salsa.

Receta de salchichas al vino blanco

Ingredientes 2 personas:

  • 4 salchichas por persona.
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • Un vaso de vino blanco.
  • Caldo de pollo.
  • Una pizca de tomillo.
  • Pimienta negra molida o en grano.
  • 1 hoja de laurel (opcional).
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

1. Pocha las cebollas y el ajo:

Pon un chorrito de aceite de oliva en una sartén amplia (sin pasarte, porque las salchichas sueltan su grasa). Sella las salchichas a fuego fuerte, por ambos lados, por unos minutos, y retíralas. En el mismo aceite, pon a pochar la cebolla (pelada y cortada en juliana), junto al diente de ajo (cortado y partido en láminas). Tenlo a fuego medio, tirando a bajo. Espera a que la cebolla esté casi pochada.

2. Haz la salsa de las salchichas al vino:

Añade las salchichas y espera a que se terminen de hacer los ingredientes durante unos minutos. Añade la copa de vino blanco y aguarda a que se evapore el alcohol. Agrega el caldo de pollo hasta que las cubra y las especias. Deja que se cocinen durante unos 15 minutos a fuego medio-bajo, hasta que se reduzca la salsa. Deja que reposen. Sírvelo caliente.

➥ Seguimos con una receta de chorizos a la sidra.