Pato confinado

Receta de patatas Hasselback: el acordeón nórdico

Patatas Hasselback
Patatas Hasselback.

Patatas con forma de acordeón, pasadas por el horno y con mantequilla de ajo, un exótico placer nórdico. Son las patatas Hasselback y se sirven como acompañantes de carnes o pescados. Dicen que su origen está en el restaurante Hasselback de Estocolmo (Suecia) donde quisieron darle a la patata una mejor vestimenta, elevarla a la quinta esencia de la alta cocina sin apenas añadirle otros ingredientes.

Lograron unas patatas que salen doradas en su superficie y cremosas por dentro, gracias a una mezcla de mantequilla, aceite y ajo, junto a tomillo u orégano. Un buen invento si quieres sorprender a alguien en casa. Escoge un tipo de patata que sea idónea para asar, como las Kennebec.

Receta de patatas Hasselback

Ingredientes 4 personas:

  • 6 patatas Kennebec medianas.
  • Mantequilla (una nuez gorda por patata).
  • 4 dientes de ajo.
  • Tomillo fresco.
  • Pimienta negra molida.
  • Varias cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Corta las patatas en acordeón:

Lava con agua las patatas y limpia con un cepillo las impurezas (si las tuvieran). Debes córtalas en láminas de unos seis milímetros de grosor aproximado, sin terminarlas de separar, que los cortes sean profundos y uniformes, en forma de acordeón. Usa un cuchillo bien afilado. Los cortes deben ser a lo ancho del tubérculo.

2. Prepara la mantequilla de ajo:

Pon en una olla la mantequilla con el aceite de oliva y varias ramas de tomillo fresco. Añade cuatro dientes de ajo, enteros, pelados, y algo machacados. Espera a que se funda la mantequilla y tenlo a fuego medio durante unos cinco minutos.

3. Barniza y hornea las patatas:

Pon las patatas sobre papel de horno en una fuente. Cuela la mantequilla de ajo. Con un pincel barniza las patatas, por toda su superficie, poniendo salsa en el interior de las láminas también. Añade sal y pimienta negra. Ten el horno precalentado a 200 grados y hornéalas durante unos 30 minutos. Pasado ese tiempo, saca la bandeja del horno y espolvorea tomillo por encima de las patatas y vuelve a barnizarlas con la mantequilla de ajo. Introdúcelas de nuevo en el horno y tenlas asándose durante unos diez o veinte minutos más, o hasta que estén hechas del todo (pínchalas con un palillo).

➥ Seguimos con una receta de patatas cajún.