Pato confinado

Receta de piña colada sin alcohol o 'nada colada'

Piña colada.
Piña colada. Foto: Stokpic / Pixabay

La piña colada es uno de esos cócteles que suenan a antiguos, a promociones de vacaciones en el Caribe. Se trata de una bebida refrescante y vitamínica que normalmente lleva ron blanco. La leyenda dice que el origen de esta conocida mezcla está en las bebidas que tomaban los piratas que navegaban cerca de Puerto Rico, aunque hay, como suele ocurrir en estos casos, otras versiones mucho menos épicas.

Se puede hacer la piña colada perfectamente sin alcohol, si no tienes el cuerpo para tanta piratería. De esta manera, se convierte en un jugo perfecto para refrescarse. Quizá por eso algunos lo llamen, no sin cierto humor, 'nada colada'.

Para que el cóctel salga perfecto necesitarás hielo y es recomendable que los trocitos de piña que uses estén previamente congelados. Debe salir frío, enérgico, que tu pirata interior no eche en falta el ron.

Se usa leche de coco para darle su sabor característico (hay quien lo intercambia por crema de leche). La piña y el coco, sin embargo, congenian de maravilla, tal vez debido a su común origen tropical.

Receta de piña colada sin alcohol o 'nada colada'

 Ingredientes 4 personas:

  •  Varias rodajas de piña cortada en dados y congeladas
  • 250 ml. de zumo de piña natural.
  • 60 ml. de leche de coco.
  • Varias cucharadas de azúcar moreno o leche condensada.
  • 4 cubitos de hielo.

 1. Junta y tritura los ingredientes:

Introduce en la trituradora o robot de cocina los daditos de piña congelada. Añade el hielo, la leche de coco, el juego de piña y el azúcar. Tritúralo hasta conseguir un zumo muy fino, espumoso. Sírvelo en vasos anchos, y decóralo con algún trocito de piña fresca insertado en un palillo, junto a una mora, cereza o guinda.