El repartidor de periódicos

¿Felipe VI financió a Vox?

Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Francisco Franco y de Alfonso XIII, se asoció en Luxemburgo, a través de una sociedad pantalla, con el responsable de captación de fondos de Vox, el diputado Víctor González Coello de Portugal. La fiscalía podría actuar de oficio para aclarar si la Casa Real, con conocimiento de Felipe VI, financió al partido de la ultraderecha. Vox es el partido político español que más donaciones privadas recibe. Ingresó más de millón y medio de euros en 2019 por estos conceptos, superando la suma que declaran PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos juntos.

La buena sintonía de Felipe de Borbón y su emérito padre con los postulados de Vox y el sector más corrupto y ultraderechista del Partido Popular son voz pópuli en los círculos políticos y mediáticos más restringidos. A nadie se le escapa la inspiración en el ideario de Santiago Abascal que el actual monarca utilizó en su polémico y nada neutral discurso del 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum sobre la independencia de Catalunya que ha llevado a los líderes del procés a la cárcel. "Determinadas autoridades de Cataluña, de una manera reiterada, consciente y deliberada, han venido incumpliendo la Constitución y su Estatuto de Autonomía, que es la Ley que reconoce, protege y ampara sus instituciones históricas y su autogobierno. Con sus decisiones han vulnerado de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado", dijo Felipe VI en aquel relatorio, olvidando que la propuesta de referéndum había sido votada, vía programa electoral, por la mayoría de los ciudadanos españoles de Catalunya. Con un 43% de participación, el voto favorable a la segregación catalana alcanzó el 90%. Fuentes cercanas al entorno del monarca no confirman ni desmienten la discreta colaboración de asesores de Abascal con Casa Real para la elaboración del texto.

Por su parte, la relación entre Juan Carlos I y las tramas de corrupción que afectan al PP son palmarias. En marzo de este mismo año, Casa Real anunció que Juan Carlos I había contratado para su defensa --aun sin estar acusado de nada-- al abogado penalista de Javier López Madrid.

López Madrid, investigado en las tramas Púnica, Lezo y de las tarjetas black de la caja de ahorros que llevaba su nombre, es amigo íntimo de Felipe y Letizia, como se demostró cuando la reina le envió este políglota mensaje de móvil tras su imputación: "Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC [revista de El Mundo] y ya sabes lo que pienso Javier. Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui (miss you!!!)".

Así se fabrica un bulo. Todos los datos y citas que os he aportado son veraces, salvo las habituales "fuentes cercanas al entorno", que vienen a ser como las hadas del periodismo contemporáneo. Yo, siempre que cito a estas fantasmagóricas fuentes, tengo la disciplina de mandarle a mis superiores los teléfonos de mis "fuentes cercanas al entorno".

Pero la interpretación torticera de los hechos es un ejercicio sencillo y muy agradecido. No he tardado más de 15 minutos en escribir esto (que no se entere mi jefa, que me rebaja los millones). En 2017, la inmarcesible jueza Gladys López Manzanares absolvió a Eduardo Inda, a quien Pablo Iglesias había demandado por publicar la noticia falsa de que había recibido 272.000 euros venezolanos. Constatada la chapuza informativa de corta y pega que se montó OK Diario con documentos burdamente manipulados, la magistrada resolvió la absolución del presunto periodista con esta frase: "La veracidad no equivale a exactitud total".

Si la veracidad, no la verdad, es suficiente en periodismo para los jueces, puedo escribir que sí: que la Casa Real financia a Vox. Como diría Faemino, váyase usted a tomar por el saco, señoría.

PS: La información sobre la relación financiera entre Vox y Luis Alfonso de Borbón es de eldiario.es.