Ruido de fondo

María Dolores de Perogrullo

La secretaria general, María Dolores de Perogrullo, ha rechazado la iniciativa de ETA de poner fin al impuesto revolucionario. Según Perogrullo, la reciente declaración de alto el fuego y el actual cese de la extorsión a los empresarios vascos se enmarca dentro de una estrategia de ETA que consiste en abandonar la lucha armada para defender, esta vez con métodos pacíficos, las mismas ideas de siempre. "Quien está detrás de todo esto sigue siendo la banda terrorista", ha declarado.

Entre las pruebas aportadas por Perogrullo para demostrar que la tregua y la renuncia a la extorsión son órdenes de ETA se encuentra la propia declaración de ETA anunciando la tregua y ordenando el fin de la extorsión. "Más claro, agua", ha dicho. Y ha añadido: "Todos los que antes justificaban la violencia y que ahora condenan la lucha armada son personas que antes justificaban la violencia, por más que ahora condenen la lucha armada. Nosotros nunca aceptaremos la paz, si esta proviene de ETA".

Preguntada por las condiciones que según el ella debería cumplir el mundo abertzale para poder presentarse a las elecciones, Perogrullo ha sido taxativa: "Sólo aceptaremos que el independentismo vasco se presente a las elecciones cuando entre sus miembros no haya ni un solo independentista vasco". Y como ejemplo de responsabilidad, Perogrullo ha ofrecido a la antigua Batasuna una cuadrilla de chicarrones procedentes de las juventudes del PP para que integren las listas de Bildu. "Sólo en este supuesto, ha reconocido, veríamos con buenos ojos que la coalición se presentara a los próximos comicios municipales".