Palabra de artivista

La Fiesta del PCE sigue proponiendo alternativas

Mañana sábado a eso de las 15.30 presentaré, por fin, mi nuevo libro, un cuidado compendio de los monólogos que durante los últimos 10 años he venido derramando por escenarios de la más diversa índole. En esos monólogos está reflejado lo más íntimo y lo más público de mi pensamiento, mis experiencias y creencias: ya sea en la televisión que finalmente abandoné decepcionado, el "famoseo", los realities, la homofobia, el aburguesamiento de la comunidad gay, el feminismo, la dificultad o absurdez de compaginar el compromiso con la izquierda y la cada vez más protocapitalista "esencia gay" manufacturada, las Romerías al Santuario del Cuarto Oscuro, las peculiaridades de la ancestral devoción a Nuestra Señora del Cancaneo (dos monólogos inéditos que publico íntegramente por primera vez y de los que estoy especialmente orgulloso) o los malabarismos que he tenido que hacer a veces para compaginar mi activismo gay, mi compromiso con la lucha de clases de una izquierda genuina o mi feminismo, razón por la que titulé el libro La vida en rosa, en rojo y en violeta. Monólogos de Shangay Lily, está todo o casi todo lo que he vivido, pensado o sentido estos últimos 20 años de compleja carrera.

Una carrera que he hecho saltando del cabaré a la creación de la primera revista gratuita para homosexuales en España aquel pionero Shangay Express que sigue llevando mi nombre aunque me la arrebatasen los peones capitalistas para convertirlo en un catálogo gaypitalista, a la televisión en la que obtuve un enorme éxito pero que acabó por convencerme de que es el peor colaboracionismo para reforzar estereotipos, el activismo unido al arte o ese artivismo que ahora pregono, mi ateismo convencido que tantos ataques y difamaciones me ha acarreado por parte de los cristofascistas o el activismo más puro que me llevó a plantarme frente a Rajoy para denunciar su homofobia y la de su partido disimuladas como caridad o tolerancia a enfermos...

monologos-promo

 

Este libro ha sido un regalo que me he encontrado sin planearlo, un regalo propuesto por el gran Joaquín Recio y toda esa cooperativa de luchadores que es Atrapasueños, un regalo que me ha recordado la larga lucha que llevo manteniendo desde hace décadas contra la homofobia, el machimo, el racismo, el cristofascismo y, sobre todo, contra los estereotipos, estigmas y prejuicios que condenan a muerte a tantas personas en el mundo.

El gran evento tendrá lugar en la mítica Fiesta del PCE con la que mi editorial, la cada vez más notable Cooperativa Editorial Atrapasueños, tiene fuertes y hermosos lazos.

Para mí, tras un año duro que me ha hecho reevaluar todo, es una ilusión sin límites haber encontrado una red de personas solidarias, comprometidas, disidentes, que han recogido mi discurso incómodo y lo han apoyado. Creo que vivimos tiempos en los que la verdadera izquierda está aprendiendo a sortear esa compleja trampa engañosa que el capitalismo le ha puesto para desactivarla. Esa trampa, ante todo se llama socialdemocracia y tiene una marca muy notable: el PSOE.

Y hablo de izquierdas, de comunismo y socialdemocracia porque, incluso ante el gozoso anuncio de la presentación de mi libro en las míticas Fiestas del PCE, me he encontrado con un terrible prejuicio por parte de personas que se dicen de izquierdas ante el comunismo. Por no mencionar la manipulación, ira y tergiversación que despierta la palabra hoy en día en esos neofranquistas que se dicen "demócratas de centro derecha"... el PP entre otros bloques neoliberales.

La marea de insultos, topicazos y mentiras reiteradas que la palabra comunista ha levantado en twitter me ha vuelto a dejar helado. Tal como la homofobia, el anticomunismo ha tomado nuevas y cada vez más sofisticadas formas, pero sigue siendo igual de primitiva, visceral e irracional como cuando los falangistas, franquistas o supuestos libertadores inventaban mil monstruos inexistentes que estaban aniquilando al pueblo que ellos tenían moribundo en realidad.

Supongo que en twitter los trolls cristofascistas seguirán repitiendo las cansinas cantinelas cavernarias de que si Cuba y los homosexuales, de que si Rusia (paraíso capitalista neoliberal cristofascista que siguen confundiendo con la URSS) y la censura, de que si los crímenes comunistas (que confunden con los de algún líder autodesignado comunista que simplemente fue un dictador, como Stalin o Mao) y otras estupideces más que le escuchan cada fin de semana a cavernícolas lameculos como Marhuenda, Inda o Isabel San Sebastián, mientras cenan su cada vez más precaria comida y se preocupan por una hipoteca que los defendidos por esos cavernícolas lameculos les estafaron, acusando a Zapatero de ello por no haber sabido esquivar el capitalismo conservador lo suficientemente bien.

Sus adhesiones ciegas a un sistema (Régimen lo llaman muy acertadamente Nega y Pablo Iglesias en un libro que presentan hoy) que les está robando hasta los sueños seguirán siendo igual de irracionales, absurdas e iracundas, pero nuestras alternativas seguirán recuperándose en pequeñas reservas de la cordura como la hermosa fiesta del PCE. Os espero a todas las personas de bien mañana, pero hoy y el domingo habrá un delicioso menú de esperanzas, solidaridades y alternativas en el que elegir.

Nutríos, lo necesitamos ante la hambruna que se nos viene encima.

Para empezar podéis disfrutar de los libros de Isaac Rosa o Marta Sanz que hoy presentan conjuntamente, o los de Felipe Alcaraz, Julio Anguita o Emma Cohen que mañana presentarán o algunas de las mil obras que estas fiestas ofrecen.

Por no mencional los conciertos de Riot Propaganda, Chambao, ese duende de Juan Pinilla o la amapola roja Lucía Socam.