30 años del referéndum OTAN. Una estafa

08 Mar 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Tica Font, Directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz y miembro del Centre Delàs d’Estudis per la Pau.

Hace 30 años, el 12 de marzo de 1986, la población española fue convocada a mostrar su opinión en un referéndum, nunca más se nos ha vuelto a consultar nada bajo esta fórmula. El famoso referéndum planteaba permanecer en la OTAN, con tres condiciones que supuestamente el Gobierno se comprometía a cumplir.

“¿Considera conveniente para España permanecer en la Alianza Atlántica en los términos acordados por el Gobierno de la Nación?”
“El Gobierno considera conveniente, para los intereses nacionales, que España permanezca en la Alianza Atlántica, y acuerda que dicha permanencia se establezca en los siguientes términos:
1º. La participación de España en la Alianza no incluirá su incorporación a la estructura militar integrada.
2º. Se mantendrá la prohibición de instalar, almacenar o introducir armamento nuclear en territorio español.
3º. Se procederá a la reducción progresiva de la presencia militar de los Estados Unidos en España”.

El resultado del referéndum fue de un 52,50% de votos favorables a continuar permaneciendo en la OTAN, pero hubo comunidades en donde gano el No a permanecer en la OTAN Canarias (51%), Cataluña (51%), Navarra (53%) y País Vasco (67%).
El Gobierno del PSOE y el Posterior Gobierno del PP no han cumplido con los compromisos de dicho referéndum. El primer compromiso, no incorporarse a la estructura militar integrada, fue vulnerado en 1997, cuando el Gobierno de Aznar, acordó la incorporación de España a la estructura de mando integrada de la OTAN.

La segunda condición es difícil de saber si se ha cumplido o no. Los acuerdos bilaterales entre España y EEUU de 1988 supeditan la instalación, almacenamiento o introducción de armamento nuclear en territorio español a un acuerdo con el Gobierno, además dichos acuerdos prohibían sobrevolar el espacio aéreo español con material nuclear a bordo. Lo más relevante de este acuerdo es que eximía tanto a buques como a aeronaves ser inspeccionados, lo que equivale en la práctica a permitir la introducción o tránsito de armamento nuclear en territorio español. Un acuerdo que en principio prohíbe introducir armamento nuclear en territorio español, pero que permite al Gobierno de EEUU no informar si lo lleva y permite a España no comprobar el cumplimiento del acuerdo. En definitiva el Gobierno del PSOE se auto incapacita para garantizar el cumplimiento de este segundo compromiso.

¿Se ha cumplido el tercer compromiso? ¿El de reducir las tropas norteamericanas en territorio Español? Lo que se ha llevado a cabo es una reordenación o actualización de la presencia militar norteamericana según ha ido cambiando el escenario mundial.
La base área de Zaragoza fue utilizada por la Fuerza Aérea norteamericana (USAF) desde 1958 hasta 1994; la base área de Torrejón, muy importante para la USAF durante la guerra fría, fue incluida en los acuerdos bilaterales de 1988 y se acordó que en 3 años los norteamericanos la abandorarían, pero la Guerra del Golfo aplazo su abandono hasta 1992.

La base área de Morón, en un 80% está bajo mando estadounidense, concretamente bajo control de la USAF, en aplicación de los Pactos de Madrid de 1953 firmados bajo la dictadura franquista y sus consiguientes actualizaciones.
La USAF es la mayor fuerza aérea del mundo y tecnológicamente la más sofisticada, alberga funciones de operaciones de disuasión nuclear, operaciones especiales, superioridad aérea, inteligencia, vigilancia y reconocimiento global, superioridad en el espacio, mando y control, superioridad en el ciberespacio, rescate de personal, ataque de precisión global, asesoría y colaboración militar, movilidad aérea global y apoyo al combate .

Estratégicamente esta base se la considera importante en tanto que permite un rápido despliegue. Desde la crisis de Cuba ha sido utilizada en casi todas las crisis mundiales Vietnam, Kosovo, Iraq, Libia o Siria.

En junio de 2015 el gobierno español firmó un acuerdo con Estados Unidos mediante el cual Morón se convierte en la base permanente y base principal de las fuerzas de reacción rápida norteamericanas para Oriente Medio y África, para el denominado comando USAFRICOM, el objetivo principal de Morón será la protección de instalaciones y personal norteamericano en África y Oriente Medio y la lucha contra el yihadismo o la lucha contra el terrorismo en el Magreb y el Sahel, y en las operaciones de apoyo contra el Dhaes en Siria e Irak.

Base naval de Rota consta de un puerto naval militar y un aeropuerto militar de uso compartido. Esta base ofrece servicios de carga, combustible y apoyo logístico a militares norteamericanos y a otros buques de la OTAN.
Esta base naval alberga los cuatro destructores que conforman el componente marítimo del escudo antimisiles de la OTAN, estos cuatro destructores están dotados del sistema de combate AEGIS y misiles SM-3 que pueden interceptar misiles procedentes de estados enemigos o grupos terroristas. Los países más preocupados por este escudo son Rusia y países de Oriente Medio como Irán. El objetivo de este sistema de destructores es el de repeler cualquier ataque con misiles mediante su escudo antimisiles, pero también se puede utilizar para reabastecer de combustible en alta mar a helicópteros de combate o servir como plataformas avanzadas de drones.

El gobierno español ofreció el puerto de Rota para ocultar, repostar o reparar barcos y submarinos de propulsión nuclear.
Base militar de Bétera acoge el cuartel general de Cuerpo de Despliegue Rápido de la OTAN, este cuerpo puede desplegarse en cualquier lugar del mundo en menos de una semana y dirigir y coordinar fuerzas de miles de militares.

La base de Bétera en el 2005 recibió el visto bueno del mando militar de la OTAN para formar parte de la serie de cuarteles que asumen el mando rotatorio semestral las fuerzas terrestres de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF).

Definitivamente se puede afirmar que no se ha respetado y cumplido la tercera condición.


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

comments powered by Disqus