Deporte Digital

Actualidad deportiva a dedo

Una actitud poco olímpica

21 Ago 2008
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Un país conmocionado por la tragedia, cientos de familiares rotos de dolor, 153 fallecidos y el Comité Olímpico Internacional se tapa los oídos y mira para otro lado.

El terrible accidente aéreo en la T4 de Barajas también encogió el corazón de los deportistas españoles que siguen compitiendo en Pekín. Como es lógico todos mostraron su solidaridad con las víctimas, el COE comenzó a idear actos en su memoria y el resto de países expresaban sus condolencias.

Pero el organismo que tiene entre sus principios velar por la solidaridad entre los pueblos, se ha empecinado en mostrar al mundo su cara más egoísta y tampoco ha mostrado ni pizca de compresión el Comité organizador de los Juegos.

Los deportistas que disputan los Juegos sólo han podido celebrar un acto en la Villa Olímpica. Pero el organismo dirigido por Jacques Rogge no les ha permitido ni bajar las banderas a media asta, ni lucir brazaletes negros ni guardar un minuto de silencio antes de las competiciones que disputen.

Si ya son graves esas prohibiciones absurdas, ese ridículo monumental, peores son las razones expuestas. “No podemos adoptar decisiones distintas”, ya que serían motivo “de agravio comparativo”. Ponen como ejemplo la guerra entre Rusia y Georgia, la muerte del presidente de Zambia y el asesinato de entrenador de EEUU. Pues para no querer comparaciones ponen en la misma balanza casos completamente distintos.

Ante la escasa lucidez del COI, los deportistas españoles deben dar muestras de cordura. Ante una decisión poco olímpica, deberían saltársela olímpicamente.