Diario de un altermundista

Sobre los cambios en Venezuela

Si algo se le puede reconocer al presidente venezolano es la capacidad de crear debate y de influir en la izquierda alternativa. De hecho, me he encontrado posicionamientos muy divergentes no solo en opiniones conservadoras o socialdemócratas, siempre en contra de Chávez, sino en los movimientos de base posicionados en la izquierda política. Incluso en su país existen voces divergentes, algunas de ellas provenientes de la calle, no sólo de la oposición organizada, sino de ciudadanos de a pie. Más allá de análisis de expertos, quisiera explicar testimonios de venezolanos normales y corrientes, que ofrecen argumentos a favor y en contra de la política gubernamental de su país, porque creo que pueden ser un buen indicador de la realidad de este país que percibimos como ejemplo de cambio y que nos gustaría que éste sucediera de la mejor y más duradera de las maneras. A favor destacaría las menciones a las políticas sociales implantadas desde el inicio de su mandato, con las actuaciones en los barrios más deprimidos (misión Robinson, misión Barrio Adentro,...) gracias a los cuales, los por muchos años olvidados por parte de la Administración venezolana, hoy por fin tiene acceso a salud, educación y vivienda. Más positivo aún considero el proceso de traspaso de poder a los barrios más deprimidos, a través de juntas comunales en las que participan los vecinos, para decidir sobre algunas de las actuaciones municipales que se pueden realizar en sus calles. Si algo me emociona de la política actual venezolana es que ha devuelto la dignidad a los pobres, a los marginados, a quienes se han visto siempre olvidados en este país.En contra habla mucha gente, pero me centraría en la voz de algunos, que, sin ser ricos y ni siquiera clase media, han sufrido algunos desajustes de la toma de decisiones de instancias políticas de su país. Son aquellos que afirman que existe un tratamiento desigual a quienes no se manifiestan a favor de Chávez. Hay quien asegura que se han visto fuera de procesos de selección para puestos en la administración o de ayudas gubernamentales por aparecer en una lista de votantes en contra de Chávez en un referéndum. Si es cierto o no, no lo sé, pero hay quien así lo hace saber sin otro interés que explicar su caso particular a nivel particular. También hay quien habla de la creación de una nueva burguesía alrededor del presidente, la llaman "boliburguesía". Por otra parte me parece como un elemento negativo de la política actual venezolana, el creciente gasto militar y la excesiva dependencia económica del petróleo. Mientras la dependencia del petróleo se puede ver subsanada por una reorientación de la economía hacia otros sectores productivos y de algún modo ya se está haciendo, el incremento del gasto militar me parece un elemento a corregir. Porque cuando un país incrementa su gasto militar, habitualmente hace que el gasto militar de sus vecinos también aumente. En líneas generales, el presupuesto militar me parece en todos los casos innecesario, porque este dinero debería dedicarse a otros menesteres de mayor utilidad para la población. No hay que olvidar que hay quien lo hace mucho peor, porque por ejemplo quien más gasta en armas y en guerras es evidentemente el enemigo número uno de Chávez, los Estados Unidos. Que con su desmesurado gasto en armas y guerras, también hace que el resto de países del mundo gasten más en aspectos militares.En definitiva, parece que el gobierno de Chávez está produciendo cambios importantes en su país, que hacen tambalear al capitalismo, al menos en su territorio nacional. Pero también parece que el enfrentamiento político, creo que alentado por la oposición venezolana, pero correspondido también por el gobierno chavista, hace que muchos de sus ciudadanos se vean excluidos del proceso de cambio y que se produzca una polarización extrema de la política venezolana, que podría llevar a hacer difícil la convivencia entre su población. Pero como la esperanza es lo último que se pierde, confiemos no sólo en Chávez, sino en el pueblo venezolano, que puede que sea capaz de darnos una lección de transformación social, que nos vendría muy bien.