Puntadas sin hilo

Ayer dejé de ser demócrata

Y no volveré a serlo hasta que el Partido Popular abandone el poder. La fascistada parlamentaria con la que va a reformar las competencias del Tribunal Constitucional para castigar a Artur Mas impiden serlo. Se puede ser ácrata, libertario, revolucionario, abstencionista, independentista acérrimo, lo que sea menos demócrata en un sistema que permite tal atrocidad, amén de otras muchas. Esta llamada legalidad no sirve para sustentar una verdadera libertad. No se puede abusar hasta la náusea de una mayoría absoluta. El Partido Popular ha quebrado no solo la mínima congruencia exigible sino la convivencia entre los españoles. Se ha convertido en un partido simplemente repugnante y dañino para España, por muchos ciudadanos que lo apoyen. Es inconcebible y lastimoso que los demás partidos, con el PSOE a la cabeza, no hagan huelga de asistencia y voto, no abandonen definitivamente el Parlamento y acepten como corderitos o borregos la farsa de debate que se anuncia. La dejación de funciones de la que les acusarían es la de resignarse a ser meros comparsas. Tal vez sería la hora de romper la baraja y desenmascarar a esos sujetos tramposos que usan la democracia como dictadura y por tanto como fascismo. Estas normas y procedimientos no valen para defender los intereses de los ciudadanos y dan razón a quienes desde hace tiempo afirman que estos cuarenta años han sido una componenda. Con esta decisión del Gobierno, España sí que entra en recesión política y es necesario un rescate. Herencias, corrupciones, puertas giratorias, cementerios de elefantes, desigualdades, renovados caciquismos, leyes aniquiladoras de derechos, explotación de dignidades, manipulación informativa, todo palidece ante este crimen institucional. La democracia ha muerto. Esta democracia, claro. La Constitución sí que se convierte ahora en un papel inútil. Se hizo con un consenso más o menos acertado o forzado, hasta el famoso artículo 135 se cambió con acuerdo básico, y ahora llegan estos pollos, tras cuatro años de desmanes y abusos, y le asestan una puñalada trapera con la excusa de la rebeldía catalana. Esta ley será peor que los tanques. Son tanques disimulados que producen asco y repulsa. Yo no soy independentista, pero desde ayer los comprendo y les deseo éxito. El Presidente del Gobierno ha llegado al fondo de la abyección. Y usa los tanques de la legalidad de manera antidemocrática. Es una villanía más. ¡Malditos sean!, como decía el añorado comentarista Tititokokoki.

____________________________

Gota MIGRATORIA: Las aproximaciones sentimentales y compasivas al neofenómeno de la migración hacia Europa como consecuencia del hambre y de las guerras no pueden producir efectos prácticos. Todo el mundo dice que es una vergüenza, y lo es, pero nadie propone soluciones concretas. Yo tampoco las tengo y por eso no he escrito sobre ello. No sé si hay que abrir las fronteras a todo el que quiera pasar por ellas y que el mercado sea el que regule el flujo, si hay que intervenir y apoyar en origen a los Gobiernos de los países de emigrantes, lo que llevaría decenas de años al ser países infradesarrollados, tribales y corruptos en grado sumo, si hay que impedir con mano dura que entren, si hay que mantener un ten con ten, con los consiguientes quebrantamientos en ambos casos de los derechos humanos reconocidos en teoría internacionalmente, ignoro que sería lo adecuado. Lo único que sé es que estoy seriamente abatido con este tema, que no me lo puedo sacar de la cabeza. ¿Alguno de ustedes sugiere alguna salida que no sea puro voluntarismo de imposibles buenas intenciones? Porque los ciudadanos, y no solo los Gobiernos, también tendríamos la obligación de aportar salidas a lo que constituye la más trascendente y conflictiva revolución demográfica mundial del siglo, sin que nos conformemos con la simple queja exculpatoria de nuestras conciencias.

_______________________

Gota SENADO: ¡Tanto hablar de Iberdrola, Endesa o Repsol como puertas giratorias de acogida y el Senado es la mayor puerta giratoria que existe! Ver ayer a Rita Barberá, Alberto Fabra o Luisa Fernanda Rudi tan felices tomando posesión de sus chollocargos es la fotografía más obscena que actualmente puede hacerse de España y su famosa Marca.

_____________________________