Asuntos & cuestiones

Crueldad innecesaria

La Comunidad de Madrid ha decidido que los niños madrileños no tengan ordenador, a diferencia de los del resto de las comunidades. Consideran, junto con los gobernantes de la Comunidad Valenciana, que el modelo de "portátil" que proponen los hombres de Zapatero es perjudicial para la salud, cuando no proponen ninguno, tal sólo apuntan el tamaño mínimo que debe tener el aparato, excusa a la que se agarran para entender dicha indicación como obligatoria y dar así una patada a Zapatero en el culo de los niños.

Tiene suerte doña Esperanza de que su voto esté garantizado, porque a ningún político le consentirían que de forma sistemática llevara su enfrentamiento personal con el presidente de Gobierno a costa de restar servicios y derechos a los ciudadanos. Si sus votantes están dispuestos a renunciar a determinados bienes a cambio del placer de ver a su lideresa insultando a Zapatero, allá ellos, pero también se quedan sin las prestaciones los que no la votan y son víctimas de sus histéricas luchas por alcanzar el poder que tienen su máxima expresión de crueldad en la negativa a aplicar la Ley de Dependencia, las ayudas a los discapacitados más pobres. Con excusas burocráticas de todo tipo se les está negando el dinero para que Zapatero no se apunte un tanto. Del diario ABC: "El Observatorio, reunido en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), considera "muy preocupante" que una tercera parte de la población española viva en comunidades autónomas en las que existe "falta de voluntad institucional" de implantar el sistema, y cita en este caso a la Comunidad Valenciana, Canarias, Madrid y Murcia. Ya lo dijo el Señor: "Por sus obras los conoceréis".