Opinion · Balagán

Turquía mira a Oriente Próximo

El alejamiento entre Turquía e Israel es cada vez más patente y conlleva un cambio de política de Ankara con respecto al resto de Oriente Próximo. Los turcos están celebrando reuniones estos días a nivel ministerial con sus homólogos de Siria, Jordania y Líbano, tres países que pertenecieron al imperio otomano hasta la primera guerra mundial. Esta semana habrá un encuentro en Beirut de los ministros de Turismo, a finales de enero se reunirán en Damasco los titulares de Exteriores de los cuatro países y en febrero habrá una cumbre en Istambul.

El ministro sirio de Turismo ha dicho que el número de turistas turcos que han entrado en Siria durante 2010 ha experimentado un crecimiento del 127 por ciento con respecto al de 2009. Este dato indica que el acercamiento entre Turquía y Siria a nivel gubernamental tiene un reflejo a nivel popular. Y esto es consecuencia de algunos acuerdos que han adoptado los dos países, y que unos años atrás parecerían imposibles, como es la supresión de visados en ambas direcciones.

Los ministros de Transportes de los cuatro países citados también se han reunido recientemente y han adoptado varios acuerdos, algunos bilaterales y otros más amplios. Incluso se está hablando de crear una «zona de comercio libre» entre los cuatro países.

Este acercamiento sin duda se ve con preocupación desde Israel, un país que hasta hace poco mantenía unas estrechas relaciones con Turquía, pero es muy beneficioso para el conjunto de Oriente Próximo.