Balagán

Cuatro incidentes en 24 horas

El lunes Israel recordó el día del Holocausto y la prensa hebrea recogió una estadística en la que se da cuenta de que el número de incidentes antisemitas en Europa descendió durante el año pasado.

Sin embargo, ese mismo día tuvieron lugar en Israel cuatro incidentes contra lugares musulmanes y cristianos.

En uno de ellos, una mezquita del pueblo palestino de Fureidis, al norte de Israel, fue profanada con una pintada en hebreo en la que se leía: "Misgadim sogrim bimkom yeshivot!", que significa "!Hay que cerrar las mezquitas en lugar de las escuelas rabínicas!", junto a una estrella de David. Además, más de una veintena de coches aparecieron con las ruedas pinchadas.

Los medios árabes recuerdan que este incidente tiene lugar apenas unos diez días después de la profanación similar de otra mezquita, esta vez en la localidad de Umm al Fahm, en la Galilea, a la que también se intentó prender fuego.

En el caso de Umm al Fahm, una cámara de video grabó a los asaltantes, e incluso el coche en el que viajaban, un vehículo muy poco común. No obstante no se ha producido ninguna detención.

El incidente de Fureidis es el 31 contra lugares sagrados musulmanes o cristianos que tiene lugar desde 2009 dentro de Israel y en los territorios ocupados, según el cómputo del doctor israelí Gadi Gvaryahu, que dirige una organización que registra este tipo de sucesos.

Sin embargo, ese cómputo es bastante deficiente, ya que, por ejemplo, no recoge otros tres incidentes que tuvieron lugar el mismo lunes.

En el primero se profanó la mezquita de la localidad de Sayaliya.

En el segundo se profanó la iglesia católica de Tabga y se rompió una cruz que había en una pared. Situada a orillas del mar de Galilea, Tabga es el lugar donde según la tradición tuvo lugar el milagro de la multiplicación de los panes y los peces.

En el tercer incidente, también el lunes, se recibió una carta en hebreo en el Patriarcado Latino (el máximo órgano católico en Tierra Santa) en la que se da un ultimátum a los cristianos para que abandonen la Tierra de Israel antes del 5 de mayo, dentro de una semana. En el mensaje se amenaza de muerte a los cristianos que no se vayan.

No estamos hablando de un incidente aislado, sino de incidentes que suceden continuamente y van en aumento, y que tal vez se expliquen por el clima general que se respira en Israel.