Opinion · Balagán

Un príncipe saudí: ocho horas para destruir Irán

El príncipe Abdala bin Sultan bin Naser Al Saud ha escrito en Twitter que Arabia Saudí necesita solo ocho horas para destruir Irán.

Afirma el príncipe que la capacidad militar de Arabia Saudí es muy superior a la de Irán, de manera que no sería ningún problema para Riad destruir Irán en unas pocas horas.

El mensaje va acompañado de un video en el que el príncipe justifica la amenaza recurriendo a una detallada comparación entre el armamento que poseen los dos países.

Podría ser exceso verbal si no fuera porque es posible que muchos altos cargos militares saudíes estén al corriente de la amenaza y probablemente la compartan.

El militarismo que inyectan en la región Estados Unidos e Israel puede explicar el mensaje del príncipe.

Arabia Saudí hace más de cuatro años que se embarcó en una aventura militar que ha resultado catastrófica para Yemen en todos los sentidos.

De hecho, existen indicios de que los saudíes pueden haber entrado en razón y quieran salir de Yemen. Pensaban que iba a ser un paseo militar, pero, en materia de guerras, las cosas no suelen salir casi nunca como se planean.

El mismo día que el príncipe saudí publicó su mensaje en Twitter, se anunció que una delegación de altos funcionarios del Pentágono se encontraba en Riad y se mostraba partidaria de negociar la paz con los hutíes en beneficio de las dos partes.

Seguramente esto significa que los saudíes han caído finalmente en la cuenta de que la aventura ha sido un desastre se mire como se mire.

La amenaza de Arabia Saudí contra Irán es irrisoria. Parece que Israel y Arabia Saudí no se atreven a hincarles los dientes a Irán y están empujando a Estados Unidos a que les haga el trabajo sucio.

La guerra de Yemen está siendo una bicoca para el complejo armamentístico-industrial de Estados Unidos y Europa, pero a Washington no le importará mucho que se ponga fin a esa guerra.

No hay por qué preocuparse: americanos y europeos podrán seguir vendiendo armas a porrillo a los saudíes ante la «amenaza» de Irán.

Si compran armas al nivel actual es muy posible que pronto los saudíes solo necesiten cuatro horas, en lugar de ocho, para destruir Irán.