Opinion · Bulocracia

Cartillas para votar en contra del maltrato animal

El día 10 de noviembre volverá a haber elecciones generales en España y quizá por eso acaba de irrumpir, otra vez, un letrero preelectoral de Internet que es más habitual allende los mares. De allí procede y allí ya es perro viejo, pues ha recorrido las redes de Argentina, México, Colombia y ahora también las de Uruguay, donde habrá comicios presidenciales y parlamentarios el próximo 27 de octubre.

«PARA TODOS LOS QUE VAN A VOTAR RECUERDEN. El día de las elecciones se puede pedir la cartilla para votar en contra del maltrato animal y para sancionar a quienes lo practican. Con solo 5.000 votos se aprueba la ley! difundir este mensaje por favor. «ellos no hablan pero estamos nosotros para hacerlos respetar».

El ministro de la Corte Electoral uruguaya, Arturo Silvera, por si acaso, ya ha confirmado que «no existe una hoja de votación contra el maltrato animal válida para las elecciones del 27 de octubre”. De ahí se ve que surge ahora otra vez este asunto en España, y lo que cuenta es una patraña aquí, allí,  en Argentina, en México, en Colombia y en cualquier parte.

A ver, es cierto. Por poder, «el día de las elecciones», si quieres puedes pedirle a tu presidente de mesa la «cartilla para votar en contra del maltrato animal», pero cuando lo hagas, grábalo con el móvil para que no quede en el olvido ese momento, porque será como pedirle una anchoa. Tendrá la misma probabilidad de tenerla.

Hay un cartel estándar de este asunto en las redes con el texto mencionado, pero esto del maltrato animal personificado en perros tiene versiones locales varias, incluso en papel pegadas por las paredes de algunos de los países mencionados, según vaya habiendo elecciones.

Entre ellos hay uno que, con la misma imagen de dos perros y alguna más, directamente cita que «Argentina cuenta con la Ley 13.346 contra el maltrato animal en el código penal desde el año 1954″, y que «no es necesario firmar ninguna planilla ni  juntar 5000 firmas».

«Lo que debemos hacer en caso de presenciar violencìa y abuso, sobre cualquier animal, es UNA DENUNCIA en la comisaría utilizando la Ley 13.346, y luego seguir la denuncia realizada, eso es clave», termina esta incierta alerta, aunque hay una mejor: «¡ALERTA! ¡DIFUNDIR! Según nos informan, colocarán la boleta de una ley contra el maltrato animal para que la gente las coloque de buena fe y se les anulen los votos».

La práctica sería que se introduce en el sobre electoral la papeleta esta contra el maltrato animal, «además de la lista de legisladores», y ésta, a su vez, en la urna. Ahí queda el voto con sorpresa y al sumar 5.000, magia, aquello se consuma.

No se entiende lo de introducir en el sobre «la lista de legisladores», pero no importa, porque meter en el sobre algo más que la papeleta electoral, efectivamente, anula el voto a nivel mundial, y además esto no funciona ni en Argentina ni en España ni en ningún sitio.

En España no basta con sumar 5.000 respaldos, han de ser 500.000 para que empiecen a estudiarlo. Este asunto es de ahora en Uruguay y otra vez en nuestro país, aunque no es nuevo. Tuvo su apogeo en 2017, pero lleva en activo desde 2011 en sus múltiples versiones.