Bulocracia

La "lección al mundo" (falsa) de la hija de Vieira Monteiro

El 18 de marzo moría víctima del coronavirus el presidente del Santander en Portugal, António Vieira Monteiro, que hubiera cumplido 74 años tres días después. Llevaba unas semanas aislado en su domicilio de Lisboa después de confirmarse su positivo y el de dos de sus hijos, con los que había estado de vacaciones en una estación de esquí italiana a finales de febrero.

Pero durante el confinamiento empeoró y fue trasladado al Hospital de San José de la capital lusa, donde acabó falleciendo. Vieira Monteiro se convertía en la segunda víctima mortal del Covid-19 en Portugal. La primera fue un hombre de 80 años con patologías previas hospitalizado también en Lisboa.

En Portugal, la incidencia del virus estaba y está lejos de los datos que se manejan en España, con quien mantiene cerrada la frontera. El 18 de marzo había en el país vecino 448 casos confirmados de coronavirus por 13.716 en España. Este domingo, 19 de abril, se contabilizaban 20.206 contagiados, 714 muertos y 610 curados en Portugal por 195.944 casos, 20.453 fallecidos y 77.357 sanados en nuestro país. También a diferencia de España, en Portugal Rui Rio, líder del principal partido de la oposición, el PSD, ha mostrado desde el inicio su apoyo incondicional al Gobierno de Antonio Costa en sus planes para combatir el virus.

Tras el fallecimiento de António Vieira Monteiro, los dos hijos del banquero continuaban en cuarentena y no pudieron despedirse de su padre, aunque tampoco han ofrecido después testimonios al respecto, algo que de por sí no suelen hacer.

Pero eso no ha impedido que al finalizar su encierro haya surgido en Facebook y Twitter una frase presuntamente atribuida a "la hija de Vieira Monteiro" que ahora se muestra como una "lección al mundo", y que podemos encontrar con escasas variantes y algún retoque tanto en español como en portugués, en texto y en imagen.

"Somos una familia millonaria, pero mi papá murió solo y sofocado, buscando algo tan simple como el aire. El dinero se quedó en casa".

En portugués se añade que "murió solo en una cama de la UTI", "olvida el dinero, quédate en casa" y presuntamente lo firma " la hija" del presidente del Banco Santander en Portugal, pero tampoco figura su nombre.

"'Somos uma família milionária e meu pai morreu buscando uma coisa que é gratuita: o ar! Morreu sufocado, sozinho em um leito de UTI. Esqueça o dinheiro, fique e casa!' Filha do presidente do Banco Santander, falecido em Lisboa, vítima do COVID-19."

Quién sí lo ha citado al recordar en sus redes al banquero portugués fallecido es la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, que excusaba a "Rita, la hija de António", por no poder acudir al funeral de su padre: "Rita no podrá asistir al funeral porque tiene la COVID-19". El propio banco ha negado que la frase atribuida a "la hija" de Vieira Monteiro sea suya.

No figura en las redes de Rita o en alguna de sus escasas intervenciones en los medios, pero hay páginas de Brasil, Argentina o México que han dado por buenas las palabras de la supuesta hija y las han incluido como veraces en sus artículos: "En tanto, la hija del exitoso bancario escribió en su cuenta de Twitter", dice Informate de Salta antes de añadir la trillada frase.

Aunque es un misterio de dónde partió primero la mención, en buena parte de Latinoamérica se ha difundido ampliamente hecha noticia (falsa), sin citar en ningún caso el nombre de la presunta hija. Podría haber salido de Portugal, también de Brasil, lo que parece claro que se compartió primero en portugués y se tradujo al español en Hispanomérica, porque dice "pai", que es "padre", pero lo han traducido por "papá" y no por "padre", palabra que usaríamos en España pero apenas se utiliza allende los mares salvo para referirse a Dios.

En todo caso, no es cierto que la frase la haya pronunciado "la hija" del que fuera presidente del Santander en Portugal y tampoco otro de sus hijos. Pero el alegato que incluye es obvio que es muy válido. Poco importa el dinero ante circunstancias como la muerte.