Bulocracia

La historia por capítulos de la Monumental convertida en mezquita

El 28 de julio de 2010, el Parlament aprobó la abolición de las corridas de toros en Catalunya a partir de una iniciativa legislativa popular de la Plataforma Prou! que tuvo el respaldo de 68 votos favorables, 55 en contra y 9 abstenciones. De esta manera, la comunidad autónoma se convertía en la segunda que prohibía las corridas después de que Canarias lo hiciera en 1991, al igual que algunas ciudades a nivel particular.

Hace doce años se prohibieron las corridas de toros en Catalunya, no así los correbous o bous al carrer, es decir, los encierros; incluyendo el bou embolat, el toro embolado, práctica que consiste en colocar dos bolas de fuego en las astas de un toro preferiblemente por la noche para que la gente se 'divierta' puteándole. En 2010, el Parlament eliminó las corridas, sí, pero aprobó una moción de reconocimiento y protección de estos festejos populares, tachados de "salvajes" por entidades animalistas, especialmente en el caso del toro embolado.

Tras la decisión en Catalunya, la muy taurina Comunidad de Madrid, con Esperanza Aguirre a la cabeza, decidió "blindar la Fiesta de los Toros" iniciando los trámite para declararla Bien de Interés Cultural. Pero había más capítulos de toda esta historia de las corridas en Catalunya​, como el que vio la luz el 16 de octubre de 2016, cuando el Tribunal Constitucional dictó una sentencia, después de permanecer cerrada durante cinco años la plaza de toros Monumental de Barcelona por varios decretos, y se abrió nuevamente el derecho a llevar a cabo corridas de toros en el coso de la capital catalana, donde además se ubica ​el Museo Taurino de Barcelona con sus trajes de toreros famosos, cabezas de toros célebres, documentos históricos y docenas de objetos relacionados con la tauromaquia.

Se ha hablado en muchas ocasiones por parte de quienes no quieren corridas en Barcelona sobre qué uso darle a la plaza al margen de los toros. En 2011, un año después de la prohibición en Catalunya, Alerta Digital lanzó una noticia al respecto que, como le ocurre demasiadas veces, acabó eliminando, pero que recogieron páginas interesadas como Mundotoro el 31 de agosto de ese año y aún la mantienen once años después:

"El emir de Dubai, Mohamed bin Rashid Al Maktoum, quiere convertir la plaza de toros de Barcelona en la tercera Mezquita más grande del mundo. Así se lo transmitió uno de los hombres más ricos del mundo al Ayuntamiento de Barcelona, que podría realizar una macrooperación urbanística cuyo coste aproximado es de 2.200 millones de euros, según informa Alerta digital".

Esto propició que en 2011 se crearan en Facebook grupos contrarios a tal posibilidad, como No a convertir en mezquita la plaza de toros Monumental de Barcelona, que a fecha de hoy suma la friolera de ocho miembros y fue "pausado" en noviembre de 2021.

El siguiente capítulo de esta historia surgió en 2014, cuando diferentes medios se hicieron eco de una noticia que ubicaba una mezquita en el ruedo barcelonés a propuesta de otro emir que ya no era de Dubái, sino de Catar. Así lo reflejo, por ejemplo, El País:

"Las negociaciones para levantar una mezquita en la mítica plaza Monumental de Barcelona están muy avanzadas. El grupo Balañá, dueño de la plaza, ha dado el sí quiero al emir de Qatar, Tamim bin Hamad al Zani, que ha ofrecido 2.200 millones para construir allí un centro de culto islámico, según cuenta Mowafak Kanfach, fundador de la Casa del Libro árabe en Barcelona, e impulsor del proyecto. Kanfach lleva casi dos décadas luchando para que Barcelona tenga una mezquita".

Parecía "avanzada" la posibilidad, al menos dada la repercusión que tuvo la noticia en los medios, pero han pasado ocho años y no hay una mezquita instalada en la Monumental.

No importa, en septiembre de 2021 alguien decidió resucitar este viejo asunto en Twitter. Una usuaria cogió la 'noticia' de junio de 2014 y la retuiteó como si fuera actual añadiendo: "¿Colau va a convertir la Monumental de Barcelona en una mezquita para 40.000 musulmanes? ¡Por encima de nuestro cadáver!".

La lio parda la inconsciente usuaria, que se presenta en su cuenta de la red del pajarito como "Estilista. Trabajando desde los 16 sin necesidad de cuotas. Ahora también, sirviendo a España en Cataluña. Tarrasa, mi ciudad. Síguenos @VoxTerrassa".

Como no, ¡con Vox hemos vuelto a topar! Si servir a España es mentir y manipular, qué será no servir a España para esta gente. No se entiende qué le pasa a la ultraderecha con los bulos, pero raro es el día que no difundan alguno. Al menos hubo quien le recordó a la entusiasta de Vox que estaba adornando una noticia que quedó en el tintero años antes. Además, lo hizo citando a Ada Colau, que es alcaldesa de Barcelona desde el 13 de junio de 2015. Es decir, no lo era aún en 2014 cuando surgió esa información. Por entonces el alcalde era Xavier Trias.

Ya en septiembre de 2021 quedó aparentemente probado que esta mujer estaba mezclando churras con merinas deliberadamente. Se ve que o solo quería hacerse notar o le importaba un pito tomar como percha una noticia vieja para recuperar un tema aparcado al menos por el momento, o ambas cosas. Ella sabrá. El caso es que creó un bulo hace cinco meses y ahí sigue, en los indignados foros donde gustan mucho los toros y Vox y poco los musulmanes.

Qué uso darle a la plaza de toros de Barcelona viene propiciando polémicas y enfrentamientos desde hace años. A veces surge alguna noticia veraz al respecto y otras son falsas. Un proyecto del arquitecto catalán Xavier Vilalta plantea convertir la plaza en un complejo "sostenible, deportivo y de respeto a los animales" y que en la manzana del Ensanche que ocupa el coso modernista se creen espacios de investigación ecológica, zonas de restauración con certificado ecológico y recintos deportivos que se extenderían al propio ruedo para practicar deportes en la arena. Es una de las propuestas y hay más, pero lo cierto es que a fecha de hoy no ha cambiado nada en cuanto al futuro de la plaza.​