Bulocracia

Veían coños donde solo había totos

El taller Píntate el Toto, que tanta polémica había suscitado, especialmente entre los que quisieron creerse que consistía en "aprender a pintarse el coño", se celebró finalmente en Soria el pasado sábado, 16 de abril, por la mañana con total normalidad. Lo impartió la joven emprendedora soriana Laura Marín Serrano, creadora de la marca de productos de artesanía Olé tu Toto, después de haber recibido todo tipo de críticas por parte del sector que acostumbra a usar la palabra "hembrismo" para referirse al feminismo. Pero el éxito de este taller, enmarcado en el II Ciclo de Encuentros para el Feminismo del Ayuntamiento de Soria, estaba asegurado de antemano tras recibirse más de 500 solicitudes para tan solo 15 plazas. Gracias también a sus detractores, el taller terminó acaparando un interés del todo inesperado.

El evento invitaba a las "mujeres mayores de 16 años" a compartir "experiencias, creencias y aprendizajes en torno a la construcción de la sexualidad femenina y la relación con nuestra genitalidad", lo cual en la práctica era bien sencillo de entender: "Pintaremos vulvas en 'totes bags' para sacar el tema a la calle de paseo".

El proyecto de Laura "se basa en la reivindicación de la visibilización de la vulva porque... todo el mundo sabe dibujar un pene, pero ¿pasa lo mismo con el toto?". Por eso y porque no le falta razón, la soriana ha creado Las Toto Bags, que son "bolsas" confeccionadas con "materiales sostenibles" y "personalizadas con diseños únicos", tan únicos que son vulvas. Todo "hecho a mano" y "made in Soria".

Es decir, el taller consistía en que 15 mujeres, afortunadas dado el número de solicitantes, pintaran su particular visión de una vulva en una bolsa como las que Laura tiene en su "tienda de artesanías". Además, después pudieron llevarse a casa "su propia 'toto bag'" pintada por ellas mismas.

Dibujar vulvas, o totos, en bolsas es muy diferente a "aprender a pintarse el coño". La palabra "coño" no se empleaba en el taller, pero en las redes sociales hay más coños que totos. Sobre todo ha calado entre los de siempre, con el añadido de que el taller era en Semana Santa. El caso es que muchos se han creído que "el Ayuntamiento socialista de Soria gastará 20.000 euros en un taller para enseñar a las mujeres cómo pintarse el coño". Y nada que ver.

"Cuando ya creíamos haberlo visto todo en este país devenido en basurero, la Concejalía de Igualdad y Perspectiva de Género del Ayuntamiento socialista de Soria logra sorprendernos al destinar 20.000 euros a un taller para enseñar a las mujeres a pintarse el "coño". La "didáctica" iniciativa, dirigida por Laura Marín, forma parte de las actividades incluidas en el II Ciclo de Encuentros para el Feminismo. El taller, que tendrá lugar el 16 de abril, de 11 a 13 horas, estará abierto a todas las mujeres, a partir de 16 años".

Esto se ha compartido y se comparte en Facebook con comentarios como "¿Esto será verdad?...Desde luego con los socialistas todo es posible". Lo cual ha sugerido reacciones como "Y para esto quieren que pague impuestos.... No jodan.. Ni un duro mio será para estas porquerías" o "Y para cuando un taller para hacerse trenzas en los sobacos?".

Ante la duda, podríamos recomendar, como otras veces, comprobar antes de compartir, pero esto no funciona en el caso de que de antemano entusiasme la fake news. Lo cierto es que tanto Laura Marín como el Ayuntamiento de Soria salieron al paso de esta y otras desinformaciones sobre el taller antes de que se celebrase y en varias ocasiones, dada la expectación. Laura incluso ha publicado en su Instagran un "escrito con la intención de volver a mi día a día y para intentar recuperar la paz, tanto para mí como para mi entorno".

La 'temática' del taller es más que obvio que no coincide: pintar totos en bolsas no es aprender a pintarse el coño. Pero tampoco ha costado 20.000 euros, sino "304 euros, materiales incluidos". La partida presupuestaria aprobada por el Ayuntamiento de Soria para todo el II Ciclo de Encuentros para el Feminismo, con programación y múltiples actos y eventos desde octubre de 2021 a mayo de 2022, fue de 35.400 euros. Los 20.000 euros redondos que se citan en el asunto falso no se sabe de dónde salen.