Cartas de los lectores

13 de agosto

Maltrato animal
Como todos los años, por estos meses, vemos cómo se multiplican las fiestas bárbaras y salvajes por infinidad de municipios de toda nuestra geografía. Animales maltratados con ensañamiento, por turbas humanas ciegas de sangre, hasta su muerte tras una lenta y dolorosa agonía.
Ante estos actos de barbarie, que algunos llaman tradición y hasta cultura, nuestras autoridades no hacen nada, al contrario, los autorizan y hasta los subvencionan con dinero público, dinero de todos. Toda una vergüenza nacional para un país que se considera avanzado y moderno. Estas fiestas lo único que consiguen es embrutecer a quienes disfrutan con las mismas, además de poner de manifiesto el escaso nivel moral de estas gentes.
¿Para cuándo una ley nacional de protección animal que impida estas aberraciones que tan mala fama nos dan en el extranjero?
Javier Gutiérrez Herrador / Laredo (Cantabria)

¿Estamos ya en la estanflacción?
A decir de los expertos, la estanflación es el peor escenario económico al que se puede enfrentar un gobierno. Y parece que o estamos en él o muy próximos a estarlo. La estanflación es la coexistencia de la recesión y la inflación. Técnicamente se habla de recesión cuando el ingreso nacional decrece durante dos trimestres consecutivos. Si mientras esta situación se produce, la inflación crece desenfrenadamente, estamos ante una estanflación. Todo parece indicar que vamos por ese camino.
Dicen los expertos que es el peor de los escenarios porque la recesión y la inflación tienen tratamientos incompatibles. Las políticas enfocadas a corregir la recesión agravan la inflación y las políticas enfocadas a corregir la inflación agravan la recesión. La inflación es siempre y en todas partes un fenómeno monetario, por lo que se dice que sus causas son internas, de cada país. Pero resulta que ya no es el Banco de España la máxima autoridad monetaria en nuestro país, sino el Banco Central Europeo. Así que la inflación que padecemos solo la puede tratar el BCE, por lo que nuestro Gobierno apenas tiene margen de maniobra.
¿Y qué puede hacer el Gobierno para luchar contra la recesión? Soy un absoluto profano en la materia, pero tal y como veo yo la cosa, nuestra economía es un enfermo al que no se sabe muy bien qué terapia administrar y que, además, está en manos de dos equipos médicos distintos y no necesariamente bien coordinados. Tampoco entiendo nada de medicina, pero me imagino a un individuo que padece dos graves enfermedades que no se pueden tratar a la vez y que está en manos de dos especialistas que están tratando cada uno una enfermedad sin tener en cuenta la otra. La cosa parece bastante inquietante ¿No?
Mario L. Sellés / Madrid

Homenaje a una buena mujer
Hace un mes, en el pueblo de El Burgo, en Málaga, sufrimos la pérdida de una persona muy especial, querida por todos por su forma de ser. Me refiero a María Luisa, la del Porra. Esta señora siempre fue un ejemplo a seguir, provenía de una familia humilde y desarrolló todo tipo de trabajos hasta que consiguió levantar un restaurante que, en la actualidad, regentan sus hijos.

Pertenecía a la Asociación de Mayores donde, pese a su avanzada edad, aprendió a leer y escribir. Todos la recordaremos por su talante servicial y por sus famosos "cafelitos" y dulces caseros en la procesión del Calvario. Así, su bonhomía y su forma de ser, espontánea y sincera, la convirtieron en una suerte de santa cercana y accesible.
Inesperadamente, se nos quedó el corazón en un puño cuando la ingresaron en el Comarcal de Ronda. Allí, pese al dolor, quiso salir del hospital para preparar los dulces de la Asociación; desgraciadamente dos horas después nos dejó.
Allá, en el cielo, seguro que todos están disfrutando de sus buenas acciones.
Agustín Pereña Rivas / El Burgo (Málaga)

Lágrimas
De una obra de arte del Pabellón de Aragón en la Expo, que representa el sufrimiento de los inmigrantes que llegan en patera, han desaparecido más de cien lágrimas de cristal. Los visitantes se llevan también máscaras africanas, losetas, baldosas, altavoces y extintores. Se podría fichar a estos expoliadores para el desmantelamiento del recinto después de la Expo, acotando lo que se quiere conservar. De este modo se ahorrarían un montón de dinero en las obras.
La gente tiene la manía del hurto pequeño, de llevarse de los sitios cualquier recuerdo. En la Expo se regala muy poco, de ahí que cada uno coja lo que pueda, aunque algunos se excedan. Las lágrimas, como objeto de decoración, son muy apreciadas, quedan muy bien en el salón de casa. Al formar parte de una obra de arte, su valor es mucho mayor.
Ya dijo Platón que cada lágrima enseña a los mortales una verdad. Tal vez se las lleven por eso.
Antonio Nadal Pería / Zaragoza

Despidos
Quiero dejar constancia de los 400 despidos que, con extorsión y alevosía, ha llevado a cabo la empresa Qualytel, la mayor empresa de Salamanca.
Los despidos se han efectuado a través de burofax, sin informar al comité de empresa ni a los sindicatos, de manera improcedente y con total impunidad. Y nos amenazan con cerrar la plataforma entera si presionamos por recuperar nuestro empleo echando a los compañeros que todavía permanecen allí.
Alicia García Hernández / Salamanca