Ciudadanos

Concilia, mujer

LUZ SANCHIS

"Que no te cuenten cuentos chinos", dice una campaña de la Comunidad de Madrid para fomentar la conciliación entre vida personal y laboral. Los que contestan en chino son ellos, jefes y maridos ,cuando les recuerdas que colegios y after hours no comparten horarios o pides un paso al frente ante la montaña de plancha.

Ante la falta de comprensión de la mayoría de los jefes, lo que funciona es la trola. Salvo honrosas excepciones, en bancos, consultoras o periódicos es lo más práctico cuando sabes que tu superior va a arquear la ceja si dices que tu hijo tiene 39 de fiebre y estás sin canguro. Lo lógico, lo responsable, sería batallar para que no arreen las que vienen detrás. Pero, como a muchas nos pilla mayores lo de catequizar jefes, resulta mucho más eficaz decir que tienes ginecólogo. Ningún jefe se atreve nunca a preguntar detalles.

La misma institución que anima a conciliar es la que ha provocado la huelga de guarderías que empieza mañana. Esperanza Aguirre ha rebajado tanto los metros mínimos de los locales y aumentado tanto el número de niños por profesor que estos han optado por el paro. Los servicios mínimos serán del 25% del profesorado. Pobres e inmigrantes, ya se sabe, copan la mayor parte de las plazas. Ya me veo a la asistenta que se desloma a fregar suelos diciendo que no podrá ir a trabajar porque no tiene con quien dejar al crío. Tal vez dejándolos en Sol, frente a la sede de la Comunidad...