Salud en positivo

La panvacuna

Ilustración de Verónica Montón Alegre.
Ilustración de Verónica Montón Alegre.

En Plácido, la estupenda peli de Berlanga, buenas gentes caritativas, invitaban a los pobres de la ciudad a compartir mesa y mantel en nochebuena. La violencia de la peli se queda corta con la escena que se dibuja en la distribución de las vacunas covid10 para el año que entra. Un año que todos esperamos que sea mejor pero que en el tema de distribución de vacunas ya estamos organizándolo tan mal como el anterior.

En la cena de las vacunas el menú son millones de dosis de vacunas desarrolladas en tiempo record para intentar solucionar el problema global que tenemos con la pandemia. Los medios de comunicación que cubren esta cena están desbocados con los datos como quien es el invitado que se come la primera aceituna o a quien se le atraganta una almendra de los canapés. También empezamos a ver debates sobre si a mí me han puesto más que a ti o si a mí me llegó más caliente la sopa que a ti. Con esto van a estar entretenidos una temporada.

obre quien cenará, el debate está zanjado hace meses, ancianos y héroes primero. Y luego tranquilos que habrá para todos. ¿para todos? Pues ahí está el truco del almendruco. A esta cena solo están invitados algunos, básicamente los que pueden pagarlas. Los que no, varios miles de millones no irán a la cena de Plácido.

Está claro, con lo mal que lo estamos pasando aquí, es normal que no quede mucho espacio para pensar en lo mal que lo pasan otros. Pero teniendo en cuenta que somos muchos y que incluso la palabra pandemia deja pocas dudas sobre la extensión del problema, quizá si sea conveniente ver el tema de encontrar una pansolución, o una panvacuna.

En Canadá hay 9 dosis compradas por habitante y en la Unión Europea, 4. Da para vacunarnos a algunos dos veces como mínimo. Afirman los que las han fabricado que esta vez no lo hicieron con ánimo de lucro, que todo este esfuerzo fue un ejercicio de altruismo. ¿Entonces, porqué solo van a llegar a los sitios donde se pueden pagar, concretamente a los países donde se pagó por adelantado?

En el año del black lives matter el análisis sobre la distribución de las vacunas en el mundo se podría hacer en lo que se persigna un cura loco, con el mismo resultado que uno norte-sur o ricos-pobres. Vamos, que las vacunas llegarán mas o menos a los mismos que hubiera llegado en una pandemia del siglo IXX. Para estar encantados de habernos conocido y ser tan supermodernos y tecnológicos, el avance es más bien discreto. Claro, es que los que estamos encantados de habernos conocido seguimos siendo los hombres, pálidos, ricos y del norte.

Médicos Sin Fronteras está trabajando en una iniciativa importante: la suspensión de las patentes de las vacunas covid19 para que puedan ser fabricadas por muchos más países y que estas resulten a precio de coste de producción. Ha pasado con los medicamentos antivirales para el VIH y también con la vacuna para la neumonía que mató en 2007 a más de 800.00 niños. Haciendo las mismas cosas tendremos el mismo resultado, y sin cambiar las reglas del juego no habrá acceso a vacunas para la mayoría de la población mundial. Las pandemias anteriores no fueron capaces de lograr este cambio en las reglas de juego, esta vez, tampoco parece que el tema sea prioritario.

Quizá cuando las compañías hayan cumplido con su expectativa financiera, después de la cena, podremos contar con donaciones y entregas de excedentes. Al final algo habrá que hacer con las dosis que no nos vamos a poner, tirarlas, o almacenarlas, modelo tamiflú, quedaría muy mal. Con lo que se vacunarán a parte en un modelo de caridad diferida e intermediada. Y ni siguiera intermediada por la Organización Mundial de la Salud, como órgano multilateral, que nos lave la cara, que ha publicado un marco de acceso a vacunas con la misma fuerza normativa y propuestas que este post.

Ahora que sabemos que de la pandemia no saldremos mejores, pero si vacunados, merece una reflexión sobre el modelo desproporcionado de acceso a vacunas y medicamentos esenciales en el mundo. Es necesario un cambio que permita el acceso a estos a aquellas poblaciones y personas que actualmente no lo hacen y los necesitan, reformando las leyes de comercio internacional y de patentes. Lo dice el saber popular, que de grandes cenas, están las sepulturas llenas.

Firma del Post:

      • Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.

Forman el Foro Ágora Salud:

      • Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad.
      • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad.
      • Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental.
      • José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad.
      • Isabel González. Médica radióloga. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
      • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia.
      • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
      • Pere Herrera de Pablo. Medico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana.
      • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy.

Ilustra el blog:

      • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar.