Opinión · Fuera de foco

Retratos de nuestro mundo, en National Geographic

National Geographic es sinónimo de fotografía. A través de sus páginas, mirar al mundo siempre ha sido un espectáculo gracias al trabajo de algunos de los mejores fotógrafos del globo. Aunque el icono que siempre quedará en el imaginario colectivo será el de los intensos ojos de la joven refugiada afgana Sharbat Gula, fotografiada por Steve McCurry y portada de la revista, el legado en forma de imágenes de la organización es único en muchos sentidos.

Ahora  ‘National Geographic photo contest’ brinda la posibilidad a fotógrafos de todo el mundo de ver su trabajo en las páginas de la publicación. El concurso, que premia las mejores imágenes -tanto de profesionales y aficionados– en las categorías de ‘personas’, ‘lugares’ y ‘naturaleza’ tiene un aliciente de 10.000 dólares para la ganadora y un viaje a la sede de National Geographic en Washington para tomar parte en el su seminario anual de fotografía. Aún es posible participar, hasta el 30 de noviembre.

Durante el concurso del año pasado recibieron más de 20.000 fotografías desde más de 130 países. La calidad es sencillamente impresionante. Ahí van algunos ejemplos presentados hasta ahora para la edición de este año.

A la deriva. Pingüinos en un iceberg a la deriva, durante una fuerte tormenta de nieve en la Antártida. Foto y comentario, por Joshua Holko/National Geographic Photo Contest. #
 

Solo en la oscuridad. El descrubrimiento de una madriguera de zorros me ha dado pié a algunas grandes oportunidades fotográficas recientemente. Un zorro rojo en el crepúsculo. Foto y comentario, por Sam Morris/National Geographic Photo Contest #
 

Mariposa durante la puesta de sol. Una fotografía ‘macro’ de una mariposa con la puesta de sol de fondo. Foto y comentario, por Toni Guetta/National Geographic Photo Contest #
 

Expedición Amundsen. Una carrera que sigue el camino del famoso explorador Roald Amundsen, trae a sus participantes hasta la meseta montañosa Hardangervidda, en Noruega. Cien kilómetros a través de la meseta, exactamente la misma ruta que Amundsen usó para preparar su expedición al Polo Sur en 1911, sigue siendo usada por los exploradores hoy. Amundsen no logró cruzar la meseta y tuvo que regresar debido al mal tiempo. Supuestamente, aseguró que el intento de cruzar Hardangervidda era tan peligroso y duro como la conquista del Polo Sur. El grupo de la imagen usa la carrera como preparación para intentar cruzar Groenlandia. Foto y comentario, por Kai-Otto Melau/National Geographic Photo Contest #

 

El Gran Cañón al anochecer. Visitantes del Gran Cañón ven atardecer desde una percha en el lado sur. Foto y comentario, por Phil Hawkins/National Geographic Photo Contest. #
 

Gran blanco, luz del sol. Mientas estoy sentado en lo alto de una jaula sumergible suspendida a 30 metros bajo la superficie, un gran tiburón blanco comienza a nadar por encima de mi cabeza bloqueando los rayos del sol. Foto y comentario, por Kirk Nielsen/National Geographic Photo Contest #
 

Vida suspendida.  Vi a este chico suspendido con una bolsa, mientras caminaba por las calles de Chennai (India). Foto y comentario, por Sudharshun Gopalan/National Geographic Photo Contest. #
 

Arte natural. Un delta seco en la región Kimberly, N.W. Australia, crea los más sofisticados patrones si se observa desde arriba. Foto y comentario, por Ted Grambeau/National Geographic Photo Contest. #

 

Pelícano en la Bahía Walvis. Una travesía por la Bahía Walvis, en Namibia, es una experiencia memorable. Recuerdo ver delfines, focas, cormoranes… y tener el privilegio de captar el momento exacto en que un pelícano cogía un bocado lanzado desde el barco. Foto y comentario, por ROMULO REJON /National Geographic Photo Contest #
 

Depredación cercana y personal. Estaba rodeado de miles de peces que se movían en sincronía, debido a la depredación. Fue una experiencia increíble. Foto y comentario, por Fransisca Harlijanto/National Geographic Photo Contest #
 

 

El padrino. Con sus cuatro metros de alto y cuatro toneladas de peso, él es el ‘Padrino’. He visualizado esta escena muchas veces. Compruebo y vuelvo a comprobar mi equipo y decido la combinación de cámara y lente. Ahora me ralajo y controlo la respiración mientras se pone a la vista. Se detiene ante mí con toda su magnificencia, levantando su trompa llena del polvo rojo del Kalahari. Con un movimiento fluido resopla sobre su frente y, por un breve momento, queda cubierto de la magia del polvo y la luz. Foto y comentario, por peter Delaney/National Geographic Photo Contest #
 
Cría. Una cría de elefante mariño se relaja en la playa. Foto y comentario, por Ondrej Zaruba/National Geographic Photo Contest #
 

Más imágenes: http://ngm.nationalgeographic.com/ngm/photo-contest/2012/entries/gallery