Opinión · Otras miradas

La Yoko Ono de Podemos y el John Lennon de Vox

Andrés Villena

Andrés Villena, doctor en Sociología, economista y periodista. En mayo publica 'Las redes de poder en España' (Editorial Roca).

El dirigente de Vox Iván Espinosa de los Monteros ha denominado a Irene Montero “la Yoko Ono” de Podemos y la “Marquesa de Galapagar”, de la que ha dicho que “irradia amor”, probablemente porque ésta ha declarado estar embarazada de otro bebé.

Si bien es conocido que Irene Montero y Pablo Iglesias son pareja, no lo es tanto que Iván Espinosa de los Monteros está casado con Rocío Monasterio, posible aspirante a la Comunidad o al Ayuntamiento de Madrid con Vox.

La familia de Monasterio tuvo negocios azucareros en Cuba y trajo a España el Kentucky Fried Chicken, aunque la de Espinosa de los Monteros tiene bastante más alcurnia.

Su padre, Carlos Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós, es el IV Marqués de Valtierra. Con el título de economista del Estado, trabajó como asesor de ministros de UCD en la transición y llegó a vicepresidente del Instituto Nacional de Industria y presidente de Iberia.

Después, voló al sector privado, donde bate récords de consejos de Administración: Mercedes Benz, Tío Pepe, Schindler, Acciona… Fue presidente del Círculo de Empresarios, desde donde defendió la privatización a la chilena de la Seguridad Social. Rajoy le reclutó como secretario de la Marca España, justo antes de la fundación de Vox, en la que su hijo estuvo.

Los Espinosa de los Monteros celebran todos los años una reunión macro familiar, La Espinosada, en un hotel de lujo. Allí se ven todos los primos y comparten sus impresiones sobre la dureza del trabajo en la mina y la dificultad de llegar a fin de mes con contratos de solo diez horas a la semana.

Seguro que Iván, en algún arrebato de patriotismo frecuente en su partido, ha recordado en alguna ocasión a su tío bisabuelo Eugenio Espinosa de los Monteros y Bermejillo. Este fue el embajador español en la Alemania de 1940 y sale en las fotos de Hendaya. Con Franco. Y con Hitler. Al parecer no se entendió muy bien con este último, a pesar de su fuerte conocimiento del alemán. ¿Hablarían entonces ya de Vox?

Son de extrema necesidad. Lo que necesita la gente de la calle. Los currantes. Los que no tienen quien los defienda. Esta pareja, Rocío e Iván, les ayudará desde los hoteles de lujo, como el Intercontinental, en los que recientemente están conversando con lo más granado de la sociedad madrileña. Ellos no escuchan a los Beatles y es mejor no saber lo que prefieren en la radio. Pero tienen muchos, muchísimos seguidores dispuestos a hacer de todo por ellos.

La ideología dominante es la ideología de la clase dominante. Karl Marx y Friedrich Engels. Manifiesto Comunista.