Persona, animal o cosa

COBRE - Armenia sin Internet.

Berto Romero

El pasado miércoles una mujer de 75 años dejó sin acceso a Internet a Armenia durante 5 horas. Explica el diario The Guardian que la señora cortó el cable de fibra óptica que lleva el 90% de la señal de Internet desde la vecina Georgia mientras estaba cavando en el suelo en busca de cobre para poder venderlo como chatarra, dejando a 3,2 millones de usuarios sin acceso a la red. Giorgi Ionatamishvili, jefe de marketing de la empresa suministradora no daba crédito a lo sucedido. "No entiendo cómo logró encontrar el cable, está enterrado en el suelo", declaró. La señora se enfrenta en estos momentos a una pena de 3 años de prisión.

Sin duda es la noticia más metafórica de las últimas semanas. Imaginemos a esa señora mayor cavando un hoyo y destruyendo las telecomunicaciones de un país entero. Sobrecoge por su fragilidad la mera idea de toda Internet discurriendo por un solo cable enterrado en el suelo, a merced de la acción de unas obras de alcantarillado o un topo. Aparece en la mente la potente imagen de un iPad repentinamente mudo y ciego como daño colateral de un robo menor.

La noticia encierra otra metáfora más allá del David lumpen derrotando al Goliat digital. El mismo robo del cobre en sí. En el último año se han detenido en toda España a 4000 personas relacionadas con estos delitos. Se da en todo el mundo, ya que el precio del cobre se ha triplicado desde 2004. El ladrón recibe aquí 3 euros por kilo de cobre.

¿Y por qué el cobre? Porque ha descendido la producción del primer exportador del mundo, Chile, y ha aumentado la demanda del primer consumidor del planeta, China. Quien, según los expertos, será la primera economía mundial en la próxima década pide para su gran crecimiento ingentes cantidades de cobre. Irónicamente los mercados de todo el mundo se llenan de productos "made in China" a la par que desaparece el cobre de todo el globo. Una casualidad a priori impredecible, casi tanto como que un país se quede sin Internet por una señora mayor armada con una navaja.