Persona, animal o cosa

BALTASAR - A caramelazo limpio.

Berto Romero

El Rey Baltasar de la Cabalgata de Reyes de 2010 en Huelva fue denunciado por una señora a la que uno de sus caramelos le impactó en un ojo. La cosa no ha ido a más, porque el juez, con buen criterio, ha decidido archivar la denuncia, considerando que recibir un caramelazo se puede considerar un "riesgo permitido" cuando uno acude a este tipo de acontecimientos colectivos.

Pero el ejemplo da pie a una reflexión. Es de esperar que se abra una nueva línea de posibles denuncias ante los abusos cometidos por ciertos personajes de ficción, que llevan años extralimitándose en sus atribuciones. Yo mismo, en mi juventud, participé en las Cabalgatas de Reyes de mi pueblo, y fui subiendo en el escalafón jerárquico hasta llegar a ocupar el cargo de Paje Real. Debo reconocer que cuando identificaba entre el público a algún conocido que no era de mi agrado forzaba un poco el lanzamiento del caramelo con la intención de que le escociera.

Por no hablar de la impunidad con que los citados monarcas llevan a cabo su tradicional campaña de allanamientos de morada, con la connivencia de los miembros más jóvenes de las familias, que les facilitan comida y bebida a cambio de regalos.

Si por lo menos fueran los únicos, aún estaríamos cerca de poner coto a tales desmanes. Otros competidores del norte de Europa, cuyos máximos representantes son los colectivos Noël y Klaus, se suman a la intromisión navideña en los hogares españoles, a través de ventanas, chimeneas, claraboyas y hasta inodoros. Muchos ciudadanos se quejan del gasto energético en iluminación navideña por ignorancia, al desconocer que se trata de una medida de las autoridades para evitar zonas de penumbra en las fachadas por las que se pueden colar toda esta caterva de indocumentados.

Por no hablar de la proliferación de roedores en los domicilios a los que se alimenta con dientes de bebé, una práctica tan aberrante como insalubre. La denuncia de un caramelazo puede haber constituido un valiente primer paso para erradicar tanto abuso y sinsentido.