Persona, animal o cosa

LA DIGNÁTICA- El arte de ser y parecer digno

la-dignatica.JPG Miguel Santamarina

Marta Nebot 

El jueves la información del día se me hizo bola...  

La RAE presentó la "Nueva Gramática de la lengua española" en la que ha trabajado once años y, en su honor, me dio por analizar frases y tirar de diccionario.  

También era el Día Internacional de los Derechos Humanos y el que eligió el Ministro marroquí de Asuntos Económicos para acusar a Aminetu Haidar de "presionar a los países democráticos que los respetan". La oración estaba bien construida, así que concluí que son los Derechos Humanos los que están mal cimentados. Parecen una mentira piadosa para discursos que acallan la conciencia de las masas privilegiadas que votan, mientras los servicios secretos (y no tanto) de todos los estados se los saltan cuando hace falta. 

Luego leí que Haidar se niega a volver a su país sin dignidad y recordé la que se montó cuando apareció esta palabra en el editorial conjunto a favor del Estatut. La dignidad es la excelencia, la cualidad de digno o merecedor de algo (entre otras cosas). ¿Es correcto decir que Aminetu es excelente? ¿Y si lo es, no se merece que el Rey, con su dignidad, medie? ¿O es que no lo hace por si falla?¿Merecían los saharauis lo ocurrido?¿Tienen las naciones y las instituciones dignidad o es sólo de las personas y a ratos? 

Además, Obama recibía el Nobel de
la Paz (para el que ella estuvo nominada) y dijo: "otras personas merecen más este premio" y cavilé:¿y por qué lo acepta? Debe de ser porque es un premio preventivo, como las últimas guerras. Fidel Castro le llamó "cínico" por esto y que él utilizara ese término me dio mucha risa.  

Para rematar, el Ministro de Justicia de Marruecos manifestó que España y su país "son las víctimas de Aminetu" y pensé: esta frase no es digna de respeto. Y va Espe y declara: "A España nos toman por el pito del sereno". Entonces me quedé colgada en un bucle de preguntas: ¿y usted? ¿Cómo se toma a Rajoy? ¿Y a Caja Madrid? ¿Y a la sanidad pública? ¿Y a Telemadrid? Y etc, etc. Escapé del sinfín, imaginando que se presentaba, después de siglos trabajando en ella,
la Dignática: la ciencia que estudie el arte de ser y parecer digno. Ante tamaña fantasía, me haré un render (digestión de datos) y el lunes me reiniciaré a ver qué pasa.