Pato confinado

Receta de 'trinxat' del Pirineo

Trinxat de la Cerdanya o Pirineo catalán.
Trinxat de la Cerdanya.

El trinxat del Pirineo es una receta típica de la localidad catalana de la Cerdanya, una especie de puré de patatas y col. Trinxat, en catalán, significa "triturado". Su elaboración es sencilla y suele acompañarse de un poco de tocino, como la cansalada, panceta curada o butifarra negra, para reforzar su sabor. Esta comida montañesa, algo calórica, despierta afición, especialmente cuando empieza a apretar el frío, a finales de otoño. Bien hecho, es plato sabroso. Te sentirás capaz de cazar un oso, de berrear como un ciervo, de cortar troncos a mano abierta o caminar descalzo sobre la nieve virgen... Y no es extraño, porque es una receta pirenaica, natural de Andorra y el Alt Urgell. La col de invierno le proporciona un aspecto verdoso, sugerente, sedoso. Al contrario que en un puré convencional, no debe triturarse hasta el minimalismo, mejor que queden trozos de ambas hortalizas, entreverados, como en una danza.

Receta de trinxat de la Cerdanya

Col.
Col. Imagen de Couleur en Pixabay.

Ingredientes 4 personas:

  • Media col de invierno.
  • 2 patatas medianas.
  • 3-4 lonchas de panceta curada o cansalada.
  • 3 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.

Elaboración:

Se trata de cocer la patata y la col alrededor de unos 25 minutos. Se escurren bien y después se tritura todo a mano, con un tenedor, cuchara o espumadera, ayudándote con un mortero. Normalmente se rehogan las verduras trituradas en el aceite que ha dejado la panceta o cansalada frita; si lo quieres más ligero y sano puedes prescindir de este paso regándolo después con un buen aceite de oliva, o sustituyendo la fritura del cerdo por unos dientes de ajo. Otros prefieren utilizar carnes más ligeras, como jamón de pavo cortado a daditos pequeños. Al servirlo, puedes darle la forma de una tortilla o de aro de emplatar.

1. Cuece las hortalizas:

Pela las patatas y lávalas. Lava y corta la col en trozos. Ponlas a hervir en un olla con agua salada. En conjunto, alrededor de media hora para que salgan blanditas.

2. Fríe y 'trinxa':

En una sartén amplia fríe la panceta o cansalada, cortada en trozos medianos. Retira la carne, que servirá de aderezo después, y reserva el aceite. Cuando los vegetales estén bien cocidos, sácalos con la espumadera y ponlos en un recipiente o bol. Allí debes triturarlos con un tenedor, y dándole golpes con el mortero. Tiene que quedar rústico, una mezcla pastosa pero con tropezones.

3. Rehoga el trinxat:

En la sartén en la que habías reservado el aceite de la panceta, fríe los dientes de ajo picados. Cuando se doren, añade el trinxat de verduras. Si ves que hay demasiado aceite (según la panceta, soltará más grasa), retira un poco. Rehógalo y comprueba el punto de sal. Se sirve luego con unos trocitos de la panceta frita por encima.

➥ Seguimos en las montañas: receta de manitas de cerdo con setas.