Pato confinado

Receta de arroz frito tres delicias

Arroz frito tres delicias
Arroz frito tres delicias. Takedahrs en Pixabay

Seguramente sea una de las recetas asiáticas más famosas: arroz frito tres delicias. Una fórmula, dicen que de origen cantonés, que ha cruzado mares, montañas, ríos, pagodas, autopistas... Lo bueno que tiene es su sencillez. Lo malo es que es difícil sacarle el punto exacto, que sepa idéntico a los restaurantes. En realidad, esta receta se adapta a numerosos ingredientes (como ocurre con este tipo de arroces en China), pero la fórmula canónica que ha llegado a nuestras costas, con el jamón york, las gambas, los guisantes y el huevo, le aporta interesantes propiedades nutricionales. De todos modos, puedes aventurarte con cualquier producto (carnes enteras o picadas, pescados, solo vegetales, setas shiitake, algas...). Este tipo de arroces salteados son muy populares en Asia, extendidos y adaptados a la peculiaridad de sus sabores, según las regiones. Se utiliza un wok o una sartén para freír el arroz. Le suelen añadir reforzantes del sabor unami (uno de los trucos del restaurante): glutamato en polvo, polvo de caldo de pollo chino, dashi... La idea es crear una base de sabor con los ingredientes y sofreír el cereal ya hervido para que absorba la esencia.

Receta de arroz frito tres delicias

Arroz frito con gambas y huevos.
Arroz frito tres delicias. Pixabay.

Ingredientes 2 personas:

  • 250 gr. o un vaso de arroz basmati o largo.
  • 4-8 gambas peladas.
  • 12 taquitos de jamón york.
  • 1-2 huevos.
  • 1-2 zanahorias.
  • Un buen puñado de guisantes.
  • Caldo de ave (opcional).
  • Caldo de ave chino en polvo, polvos dashi, polvos Avecrem, glutamato (opcional).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Salsa de soja (puede ser baja en sal).
  • Sal.

Elaboración:

La batalla de esta receta está en que el arroz tome el sabor justo. Hay personas que lo prefieren más soso y otros con potencia. Debes cocerlo previamente antes de sofreírlo. Sácalo muy al dente tras hervirlo, de lo contrario quedará como una pasta informe. Es un arroz que se sirve suelto y firme (puedes lavarlo con agua tras cocerlo). Remuévelo bien y de una forma constante en la sartén o wok. La salsa de soja le dará su punto oriental (aquí va al gusto, si te gusta fuerte o suave, un par de cucharadas como mínimo). Para multiplicar el sabor puedes utilizar polvos dashi no moto (bonito en polvo), o incluso una pizca de caldo de ave o verduras tipo Avecrem. Si lo quieres gustoso, puedes cocer el arroz con caldo (carne o verduras) para que este ya salga con potencia. Después se trata de sofreírlo (sin pasarse de aceite), moviéndolo constantemente para que todos los granos se impregnen y no se peguen.

1. Haz la base del arroz:

En una olla pon a cocer el arroz con agua o caldo (dos de líquido por una de cereal). En otro recipiente, pon a cocer los guisantes y las zanahorias (cortadas a dados). Que estén unos minutos y que salgan al dente. Resérvalos. En esa misma agua, cuece las gambas durante unos minutos. Resérvalas también. En una sartén o wok pon a calentar un chorro de aceite de oliva. Saltea los tacos de jamón york y resérvalos. Bate uno o dos huevos y échalos a la sartén, espera a que cuaje un poco, que se empiece a formar una tortilla.

2. Fríe el arroz tres delicias:

Añade el arroz cocido y mézclalo bien (la sartén debe estar caliente). Asegúrate de que los granos salgan sueltos y que los trozos de tortilla se vayan esparciendo. Cuando esté todo bien repartido, añade los ingredientes que habías reservado junto a un chorro de salsa de soja. Puedes echarle una pizca de caldo de pollo en polvo chino o algún reforzante de sabor. Mézclalo bien. Que se sofría todo junto durante unos minutos, sin parar de remover. Comprueba el punto de sal. Sirve inmediatamente.

➥ Seguimos con una sopa de setas china.