Pato confinado

Receta de sopa china de setas shiitake y enoki

Sopa de shiitake.
Sopa de shiitake.

Este es un caldo muy sencillo, con un sabor de pagoda ascendente, muralla china de los sentidos. Una sopa de setas shiitake y enoki, perfecta para tener el sistema inmunológico fuerte ahora que viene el frío. La única complicación es hacerse con los ingredientes que forman su base, pero cada vez es más frecuente encontrar en supermercados y tiendas esta clase de hongos asiáticos, que además ya se cultivan en España. Tienen fama de ser medicinales en Oriente, donde se usan en el tratamiento de enfermedades y para mantener las defensas a punto. Se trata de un caldo, no sabemos si medicinal, pero sí muy saludable y nada graso, digno de un monje zen que practique maratones de meditación. Austero y delicioso.

Receta de sopa de setas shiitake y enoki

Shiitake.
Shiitakes. Hjm3141 en Pixabay.

Ingredientes 2 personas:

  • 1/2 bolsa de shiitakes frescos.
  • 1 bolsa de enoki fresco.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 2 ajos tiernos.
  • 1/2 litro de caldo de ave o de verduras.
  • Un chorrito de salsa de soja.
  • Sobre de caldo de bonito en polvo, Dashi no Moto (opcional).
  • Algas wakame (opcional).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta negra molida o pimienta de Sichuan.
  • Sal.

Elaboración:

Este es un caldo cuya fórmula no está cerrada. Puedes añadir más ingredientes a la sopa, si lo deseas, como otras verduras, tipo zanahoria, col, trozos de brócoli, o incluso un huevo (lo echas crudo en la sopa y remueves)... Hay quien le añade también jengibre rallado y, en vez de ajos tiernos, el tallo y hojas verdes de una cebolleta picada. La base la constituyen las setas cortadas al tamaño que más te guste (es recomendable, no obstante, picar el enoki). Debe ir bien cargado de hongos para que tenga suficiente sabor. Los fríes junto a la cebolla y después añades el caldo (puedes hacerlo solo con agua, pero quedará más insípido). Si tienes un sobre de Dashi no Moto, conseguirás un sabor más oriental. Se trata de bonito en polvo, muy utilizado en Japón, y funciona bien con este tipo de sopas o incluso en arroces tipo tres delicias. Las algas también multiplicarán su fuerza. Si te gusta el picante, una guindilla de cayena puede ofrecerle un matiz interesante. Añade la salsa de soja al gusto, en función de si prefieres una sopa fuerte o ligera.

1. Corta las setas y la cebolla:

Pica finamente la cebolla y corta las setas. Puedes picar los enoki y trabajar el shiitake en láminas finas. Pon a calentar en una olla un chorro de aceite de oliva. Añade la cebolla y, cuando empiece a estar translúcida, las setas. Echa sal y deja que se haga alrededor de 10 minutos.

2. Cuece los shiitakes en la sopa:

Cuando las setas estén hechas, añade el caldo calculando la cantidad que deseas obtener. Puedes echarle un puñado de algas deshidratadas y una pizca de Dashi no Moto (al gusto), junto a un poquito de pimienta. Llévalo a ebullición y que esté así alrededor de 10 minutos. Corta mientras tanto el tallo de los ajos tiernos, en rodajas finas. Añade un chorrito de soja y apaga el fuego. Agrega las rodajitas de los ajos a la sopa aún caliente. Tápala. Deja que repose alrededor de unos cinco minutos. Servir caliente.

➥  Seguimos con un dalh de lentejas rojas.