Pato confinado

Receta de dhal de lentejas rojas: magnífico plato indio vegetariano

Receta de dhal de lentejas rojas.
Dhal de lentejas rojas.

El dhal o dal de lentejas rojas es una receta india, país que es continente, cocina que es universo. Tiene más fórmulas e ingenios que los brazos de la diosa Kali. Es posible que esta no sea la típica receta veraniega, pero juraría que el dhal, espeso potaje de legumbres, nació en un lugar mucho más caluroso que este. En tierra de monzones y coloridos sharis, vestimentas holgadas por calles laberínticas cuyos aromas toman rehenes. Plato ubicuo, clásico, fuerte y sabroso. Nutritivas lentejas de una nación populosa y abigarrada, mayoritariamente vegetariana por su religión y economía.

Una fórmula muy saludable, especiada, claro está, a poder ser picante. Una delicia asiática perfecta para aquellos que disfrutan con sabores lejanos, aventureros que retan al calor encendiendo un volcán en su interior. Idónea por su sencillez para una noche de camping.

Si tienes los ingredientes necesarios (unas lentejas a poder ser rojas) y la mezcla de especias que llaman garam masala (hoy la venden en muchos supermercados), la receta de dhal sale casi sola. El picante va al gusto y agradece unas hojas de cilantro o de perejil fresco. El tiempo de elaboración es de alrededor de media hora.

Receta de dhal de lentejas rojas

Dhal indio casero con lentejas.
Dhal indio casero con lentejas rojas y garam masala. Pato Confinado.

Ingredientes 2 personas:

  • 150g de lentejas rojas.
  • 1 cebolla blanca pequeña o una cebolla roja.
  • 1 o 2 tomates maduros.
  • 1 patata pequeña.
  • Jengibre fresco o molido.
  • 1 diente de ajo.
  • Garam masala o en su defecto: cilantro, cardamomo, semillas de comino, clavo, nuez moscada y cayena molidos.
  • Una pizca de curry o cúrcuma.
  • Una pizca de pimienta negra.
  • Caldo de verduras (opcional).
  • Leche de coco (opcional).
  • Aceite de oliva virgen o ghee (mantequilla clarificada).
  • Sal.

Elaboración:

El dhal es una de las recetas indias más sencillas, aunque cada cocinero tiene sus masalas o mezclas y añade unos ingredientes u otros según el gusto. Algunos cuecen antes las lentejas y otros las ablandan junto al sofrito. Aquí os presentamos una versión simplificada pero efectiva. Hay cocineros que utilizan además otros elementos, como las zanahorias, el puerro, la calabaza, y la leche de coco, consiguiendo un sabor más genuino. Acepta más especias: como el comino, la pimienta negra y las semillas de mostaza. El secreto de estas mezclas es que salga equilibrado. Es recomendable añadirlas poco a poco si se es primerizo, especialmente para controlar el nivel de picante.

1. Haz el sofrito especiado:

Pica finamente media o una cebolla, según su tamaño, y fríela en una sartén u olla en un chorrito de aceite de oliva virgen o con una cucharadita de ghee (mantequilla clarificada). Añade un diente de ajo también picado y un poco de jengibre fresco rallado. Echa la patata pelada y cortada en trozos pequeños. Que se poche a fuego bajo. Cuando los vegetales estén casi hechos súmale las especias. El picante dependerá de tu tolerancia. Puedes echar una pimienta de cayena (si te gusta muy picante, dos). Añade entonces una cucharada de garam masala (al gusto, es fuerte, pero tiene que tomar presencia en el plato) y una pizca de curry y pimienta negra. Remueve. Que se sofría un minuto. Introduce entonces el tomate rallado. Espera a que se forme una salsa. Sálalo.

2. Añade las lentejas rojas al dhal:

Añade las lentejas rojas y échalas al sofrito. Como son muy finas no necesitan ponerse en remojo el día anterior. Rehógalas y echa agua o caldo hasta cubrirlas. Guísalas, a fuego suave, alrededor de 20 minutos. Si te está quedando demasiado seco puedes añadirle un poco más de líquido. Sácalas del calor cuando las legumbres estén muy blandas y empiecen a deshacerse (algunos cocineros las aplastan para conseguir una textura más cercana al puré). Puedes utilizar leche de coco (medio vaso) al inicio de la cocción para que salga más cremoso. En conjunto siempre tiene que salir tirando a espeso. Culmínalo con unas hojas de cilantro o perejil fresco y déjalo reposar unos minutos.

➥ ¿Te gustan las lentejas? ¿Al saborearlas te sientes como el hijo prodigo que ha llegado a casa? Prueba con esta receta tradicional de lentejas con verduras.