Pato confinado

Receta de chop suey de verduras

Chop suey de verduras.
Chop suey de verduras.

El chop suey de verduras es otro clásico de la cocina oriental, si bien su origen parece estar en los Estados Unidos, a manos, eso sí, de inmigrantes chinos. Hay distintas formas de elaborarlo (podemos utilizar varias salsas), pero en esencia consiste en saltear verduras en un wok o sartén. Es una receta popular y una forma sabrosa de tomar vegetales. Lleva, claro está, salsa de soja. Las verduras tienen que salir crujientes, al dente, bañadas en un ligero caldo. Chop suey significa "trozos mezclados". El plato carga con muchas hortalizas: zanahorias, cebolla, pimientos, ajo, apio, calabacín, pak choi (la interesante col asiática), coliflor, brócoli, judías verdes... Como ocurre con el panaché de verduras, es una receta de aprovechamiento en la que puedes incluir casi todo lo que habite en la nevera. Ideal para cuando se te acumulen los trozos de verduras que han sobrado de otras recetas. Hay cocineros que lo juntan con carne o marisco, normalmente con pollo, ternera y/o gambas. Su virtud está en la sencillez y en encontrar el equilibrio entre el yang (los vegetales) y su yin (las salsas). Que las verduras practiquen su tai chi sobre el metal caliente. En 20 minutos te transportas a Chinatown. Normalmente lleva aceite de sésamo, que le da su gusto característico. Acompañado de arroz blanco, tipo basmati (mejor integral), está delicioso.

Receta de chop suey de verduras

Salsa de soja para chop suey.
Salsa de soja para chop suey. Andreas Theis en Pixabay.

Ingredientes 4 personas:

  • 1 pimiento verde.
  • 2 cebolletas.
  • 2 zanahorias.
  • 1 calabacín.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • Varios trozos de coliflor.
  • Verduras al gusto...
  • 2 dientes de ajo.
  • Salsa de soja.
  • Jengibre.
  • Salsa de ostras (opcional).
  • Caldo de verduras o ave (opcional).
  • Maicena.
  • Un pelín de azúcar.
  • Aceite de sésamo (opcional).
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

Elaboración:

Se trata de saltear las verduras en un wok o sartén con un hilo de aceite muy caliente. Después se añade un poco de caldo, la mezcla de salsas, y un chorrito de aceite de sésamo. Funciona igualmente sin este último, solo añadiendo la soja con un puntito de azúcar. Hay quien incluye salsa de ostras y picante. ¡Experimenta! Las verduras no deben salir muy hechas, que tengan el punto crujiente. Se las riega luego con la soja y se rehogan por unos minutos. Tiene que salir un plato jugoso, con la salsa justa, y que esta haya impregnado los vegetales. Añadir maicena le dará mayor consistencia. La gracia de esta receta es que contenga la mayor variedad de hortalizas posibles.

1. Prepara los vegetales:

Lava, corta y pela, en su caso, las verduras. Puedes hacerlo en juliana, en dados o bastoncitos. Fríelas en un wok, empezando por la cebolla y los pimientos, que tienen un punto de cocción más dilatado. Añade al final los ajos picados muy finamente, y un trocito de jengibre tratado del mismo modo. Saltea los vegetales hasta que estén en su punto, al dente. Riégalos con un poco de caldo, lo justo para que se hidraten las verduras.

2. Mezcla los vegetales con la salsa:

Prepara la salsa en un recipiente: dos cucharadas de salsa de ostras, dos de soja, media cucharadita de azúcar, un chorrito de aceite de sésamo, pimienta negra y una cucharadita de maicena. Puede llevar también picante, tipo sriracha. Sube a fuego alto la sartén y añade la salsa a los vegetales. Rehógalo durante unos minutos. Comprueba el punto de sal. Sírvelo caliente acompañado de arroz blanco cocido.

➥ Seguimos con una receta de arroz frito tres delicias.