Pato confinado

Receta de chipirones con salsa de tomate

Chipirones con salsa de tomate.
Chipirones con salsa de tomate.

Tanto el chipirón, como el calamar o la sepia, quedan estupendos con la salsa de tomate. Una receta muy fácil y saludable. Consiste básicamente en guisar los pescados con una buena salsa de tomate frito. El sabor del mar y el dulce de la huerta forman un suave elixir.

Se fríe por un lado el chipirón y luego se junta con la salsa, dejando que se cueza durante unos minutos hasta que se armonicen los sabores (un paso importante para que salga un plato redondo). El resultado dependerá de la calidad del tomate, pero seguro que mojarás pan.

Agradece un poco de perejil picado, y también puedes añadir pimientos (verdes o rojos) o incluso un puñadito de guisantes. La salsa de tomate aportará vitaminas y el chipirón proteínas. Una receta marinera sencilla que sirve para una cena o comida en la que quieras disfrutar de los frutos del mar sin complicarte demasiado la vida.

Receta de chipirones con salsa de tomate

Ingredientes 4 personas:

  • 500 gr. de chipirones (puedes utilizar también calamar o sepia en esta receta).
  • 1/2 kilo de tomates maduros.
  • 2 dientes de ajo.
  • Varias cucharadas de tomate frito o pasta de tomate concentrado.
  • 1 cebolla.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1 vasito de vino blanco.
  • Perejil fresco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Prepara la salsa de tomate:

Pon en una sartén a pochar la cebolla (cortada en juliana) y el ajo (cortado en láminas) con un chorrito de aceite. Añade también el pimiento lavado y sin pepitas, cortado en daditos gruesos. Cuando estén pochados, echa los tomates pelados y cortados en dados. Añade un poco de sal y espera a que se guise el tomate. Echa un vasito de vino blanco. Cuando esté deshecho el tomate y se haya evaporado el alcohol, agrega varias cucharadas de tomate frito de bote o una de tomate concentrado (así reforzarás el sabor). Comprueba la acidez, si la salsa está demasiado ácida agrega un pelín de azúcar.

2. Fríe los chipirones:

Limpia los chipirones y sofríelos en una sartén a fuego fuerte (casi que humee). Añade un pelín de sal solo al final, cuando ya estén dorados. Echa los chipirones en la salsa de tomate y guísalo todo junto, a fuego medio, durante unos diez minutos. Tira perejil picado cuando queden unos minutos antes de concluir el guiso. Retíralo del fuego y deja que repose.

➥ Seguimos con una receta de sepia guisada con patatas con ajos tiernos.