Le han asesinado ¿o qué…?

06 mar 2013
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

De todo lo que ocurrió ayer en Caracas, lo más sorprendente fue la denuncia del Gobierno venezolano de que Chávez podría haber sido asesinado. No es una cuestión baladí y el Gobierno preparó cuidadosamente la manera de comunicarlo. Lo dijo el vicepresidente, la máxima autoridad del Estado, en un acto en el que estaban presentes sus ministros… y que estaba siendo transmitido a todo el mundo. No lo planteó como una posibilidad teórica, sino como una cuestión “sobre la que nosotros no tenemos dudas…” y “hay indicios”. Recordó a Arafat (posible envenenamiento con sustancias radioactivas). Anunció la creación de una comisión científica para investigar el cáncer de Chávez (hay que deducir que no está clara la patología)…. y no señaló a la Embajada de EE.UU, aunque tampoco hacía falta. Unas horas antes Caracas había expulsado a un agregado militar usamericano por conspirar entre los militares con la intención de provocar un alzamiento. Es el segundo agregado militar de esa embajada que Caracas expulsa por el mismo motivo.
En definitiva lo que el Gobierno venezolano dijo es que tenía indicios y estaba convencido de su presidente había sido asesinado (¿hay otra calificación penal?), pero que todavía no tenía pruebas suficientes para demostrarlo. Como acusación no es de pequeño calibre… eso es lo que se llama un bombazo periodístico. O no.
Aquí no. Los medios españoles lo recogen con  discreción, algunos lo ignoran y otros lo presentan como una boutade rayana en el disparate. No se trata de especular sobre si el cáncer ha sido inducido… la mayoría de los mortales no tenemos pruebas en un sentido u otro; esto entra en el campo de las creencias y en de los debates metafísicos. De lo que se trata es de comprender por qué un gobierno hace una acusación tan imponente y consigue una difusión tan desvaída. … ¿Se imaginan que el Gobierno francés hiciera una denuncia de esas dimensiones? Esto nos lleva al análisis del fascinante mundo de la información que los medios publican sobre Venezuela.
Los métodos para desinformar no se improvisan y la ridiculización del chavismo (que con cierto tufo carroñero se puede constatar esta misma mañana en radios y televisiones varias) ha sido una matraca permanente en los medios durante muchos años ¿Se acuerdan del “Aló Presidente”?… no era como se lo contaban los lunes en España algunos periódicos, pero daba para unas risas. Y cómo una mentira mil veces repetida parece una verdad, al final, tras la machacona campaña de lustros, Chávez les parece un payaso a los ciudadanos españoles menos informados y los chavistas una banda de indocumentados abducidos por el caudillo. Estos ciudadanos están bien preparados para asumir que es poco fiable lo que diga ahora el Gobierno venezolano y no van a poner en cuestión que las acusaciones de Maduro son kafkianas, conspiranoicas, de ciencia ficción o simplemente absurdas, cómo les están diciendo esos medios… Así que para este sector las acusaciones de Maduro pasarán desapercibidas.
El ninguneo es otra táctica de probada eficacia en la comunicación. Consiste en dar relevancia mediática a lo que dicen unas personas y hacer como que llueve cuando hablan otras, porque se presupone - entra en la elipsis de la comunicación-  que no son merecedoras de credibilidad.
Son muchas las técnicas para manipular el tipo de mensajes que les llega a los ciudadanos y con Venezuela se utilizan todas; pero en estas horas, para devaluar la grave acusación de Maduro, lo que esta funcionando es el ninguneo y la ridiculización
El origen del cáncer de Chávez es un asunto que no interesa mantener en la primera línea del debate. ¿Acaso los medios están en esta conspiración?… muy pocos; la mayoría sigue el camino que les marcan los grandes, porque no tienen recursos o les faltan periodistas para hacer información propia. Les han echado a casi todos después de la orgía de los ERE,s que han pasado por las Redacciones.
El Gobierno venezolano insistirá sobre este tema. No les quepa duda. ¿El Gobierno chavista?… bueno, imagínense que no es cierto lo que les están contando esos medios: que el caos no reina en Venezuela, que el chavismo no está reventando, que los militares no van de salvapatrias, que las instituciones funcionan y que habrá normalmente nuevas elecciones. ¿Y quién las ganará sin Chávez? Una pista: las legislativas de diciembre las ganó el chavismo con Chávez muriéndose en un hospital de Cuba. Las siguientes las ganará después de muerto. O de asesinado… vaya usted a saber…


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

Los comentarios que contengan insultos, descalificaciones, difamaciones, falsedades, enlaces inapropiados, comerciales y publicitarios o que contengan preguntas o valoraciones sobre el sistema de comentarios serán revisados para valorar su publicación, pudiendo ser eliminados. El cauce adecuado para la resolución de preguntas sobre el servicio de comentarios consiste en el envío de mensajes mediante el formulario que se encuentra en nuestra página de Contacto.

Los Usuarios que atenten con sus comentarios contra la imagen de Público, de sus trabajadores y propietarios o que utilicen cualquier tipo de técnica, fórmula o composición literal en sus mensajes para eludir los criterios de moderación o aquellos que suplanten personalidades de otros usuarios serán bloqueados en el servicio, eliminándose sus comentarios e impidiéndoles continuar publicando comentarios mediante su cuenta.

comments powered by Disqus