Balagán

Amina Bowzir

Lo cuenta el diario saudí Okaz: la estudiante Amina Bowzir murió el miércoles en la Universidad Rey Saud de Riad.

Amina se encontraba en el campus cuando sufrió un ataque al corazón. Alguien de la Universidad llamó urgentemente a los médicos pero la dirección de la Universidad no permitió su entrada aduciendo que el centro es exclusivo para mujeres y muchas estudiantes estaban con la cabeza descubierta en ese momento.

En Arabia Saudí las mujeres deben ir veladas cuando hay hombres. El reino lleva a cabo una política de segregación que incluso prohibe a las mujeres conducir, y les impide tomar decisiones importantes en sus vidas sin contar con el consentimiento de sus familiares masculinos más cercanos.

Cuando la dirección de la Universidad King Saud autorizó finalmente la entrada de médicos varones, dos horas después de que se hiciera la llamada de emergencia, Amina ya había muerto.

Amina Bowzir estaba matriculada en la facultad de Sociología y cursaba un máster.

La dirección de la Universidad justificó su decisión diciendo que no podía permitir la entrada de hombres donde se encontraba Amina puesto que el edificio está destinado únicamente al uso de mujeres.

La dirección no tuvo en cuenta que está permitido que los hombres entren en contacto con las mujeres si con ello puede salvarse una vida.