Bulocracia

Cuentos chinos sobre la desaparición del euro

Vas a entrar a tu email y en la pantalla previa surge un 'notición' del que seguro no sabías nada hasta ahora. Ni tú ni nadie: "A los españoles se les ha advertido: el euro podría desaparecer pronto".

Como eres español y no te han advertido, quizás podrías preguntarte: ¿va a volver la peseta?, ¿los reales?, ¿los maravedíes? ¿Por qué "podría desaparecer pronto" el euro?

El caso es que si la 'noticia' te llama tanto la atención como para pinchar el enlace y que te 'adviertan', como español de pura cepa que eres, accederás a una página 'maravillosa', donde en vez de españoles sale un chino con el brazo extendido, como si estuviera dirigiendo el tráfico.

Ahí te surge un fraudulento "Informe especial", similar a los que hemos visto otras veces, y un título que dice: "China respalda de manera oficial una criptomoneda y la establece como moneda oficial". Luego añaden que "China anunció su criptomoneda oficial, ventas abiertas en España".

La cosa tiene apariencia de noticia y no lo es. De hecho se han molestado en que la firme alguien y han tirado de "Agustín Pinto", pero como podían haber utilizado a Paquito el chocolatero o a el fantasma de los ojos azules.

Este Pinto es pinto, pinto, gorgorito, ya que si pinchas en el nombre del presunto periodista, al que incluso han puesto cara, irás a otra página más donde te desarrollan el asunto, aunque no mucho. De hecho, pinches donde pinches, acabarás en esa nueva página:

"La espera terminó. Ahora Puede Cambiar Tu € a La Criptomenda Oficial del Gobierno Chino", dicen, y te ponen un ejemplo en espanglish: "¡Por cada 10€ que inviertas el August 10, 2022 espera ganancias potenciales de 5000€ wen tres meses!".

¿Qué es un wen? Porque la moneda oficial china es el yuan. Como no sea una mezcla de la surcoreana, el won; y la japonesa, el yen...

No importa, obviamente es todo un cuento, y además es un cuento chino, o de inspiración oriental, al menos. Podrían intentar venderte su moto asiática sin más, pero te ponen un vídeo en el que alguien o algo habla en español para intentar convencerte del negocio tan estupendo -para ellos- del que hablan, pero no te dirán más si no aportas tus datos personales.

Ahí está el truco, como siempre. Buscan datos hasta llegar a los bancarios y serán los autores de esta farsa quienes se lucren, aunque a tu costa. Figura un botón de "comenzar", pero no comiences y sobre todo no aportes dato alguno o te saldrá caro.

El euro no va a desaparecer y menos por la irrupción de una criptomenda china. Pero no se vayan todavía, aún hay más. En Facebook, esa red social que presume de combatir bulos pero que cobra por regalárselos a toda su audiencia, encontramos otro cuento chino parecido, esta vez en forma de "publicidad" pagada, por supuesto, que dice que "El Yuan ha sido expulsado fuera de su uso en China". Ya no va a desaparecer solo el euro, también la moneda del inmenso país asiático.

"Por primera vez en la historia, el gobierno retribuyó a sus residentes", el Gobierno chino. Y esto que es una "publicidad" de algo llamado Madan Gopal Meghwal, resulta que lo ponen en boca de El País. Hay una mezcolanza ahí, que cualquier cosas es posible.

Y es que de acceder, El País se transforma en la siguiente página en Forbes -suplantaciones en una-, donde un hombre llamado Shen Wei firma una noticia bajo el título "China lanza una criptomenda oficial: Los bancos y gobiernos del mundo están aterrorizados".

Pedro Sánchez irrumpe también para decorar esta información falsísima que primero es obra de El País y luego pasa a Forbes.

Pero por si el presidente del Gobierno no inspirara demasiada confianza, en un nuevo giro de tuerca te conducen a otro sitio en el que alguien de probada solvencia, Elon Musk, que está en todos los fregados, te ofrece su versión de presunto inversor en criptomonedas chinas y de "experto" en la materia para que te creas más el asunto.

En definitiva, cuentos chinos. El Gobierno del coloso asiático se ha propuesto tener nombre en el negocio de las criptomonedas y desde el año 2014 ha venido desarrollando la suya propia, que además está avalada por el Banco Central de China. El país ya no le pone trabas a esta forma de pago e hizo su primera prueba piloto en 2020 tras comprender que el mundo tiende "hacia una sociedad sin efectivo".

El ciberyuan ya está ahí y veremos qué depara, pero tranquilos, que podréis seguir pagando en euros sin problemas. Y también en yuans, si es que vais a China.