Cartas de los lectores

31 de diciembre

La ciencia en España
El presente año que termina ha coincidido con el centenario del Premio Nobel de Química otorgado a Marie Curie. Si a un ciudadano se le preguntara cuántos Nobel se han concedido a científicos españoles, quizá no sabría contestar. La triste realidad es que sólo necesitamos dos dedos de la mano para cuantificar el número de tan insignes compatriotas: Ramón y Cajal y Severo Ochoa. En más de un siglo, únicamente dos científicos, y uno de ellos –el profesor Ochoa– en EEUU, han logrado tan prestigioso galardón. Surge esta reflexión a raíz de la ausencia, en el nuevo Gobierno, de un ministerio de Ciencia. A pesar de que voces muy autorizadas aconsejan un cambio profundo en nuestro modelo productivo basado en ladrillos y servicios, no hay una apuesta política valiente y decidida por la investigación científica y tecnológica que la convierta en un referente socio-económico a medio plazo.
Francisco Paz Baeza Málaga

La dudosa legitimidad de la monarquía
La publicación del desglose de la partida presupuestaria asignada a la Casa del Rey obedece a un intento de desviar la atención sobre el verdadero debate que debería suscitarse acerca de la monarquía en el Estado español: el de su legitimidad y su carácter antidemocrático. Francisco Franco y las Cortes españolas de 1969 estimaron que la persona que debía suceder en la Jefatura del Estado, a título de rey, al caudillo de España y generalísimo de los Ejércitos era el entonces príncipe don Juan Carlos de Borbón y Borbón, ya que había dado pruebas fehacientes de su acendrado patriotismo y de su total identificación con los Principios del Movimiento y Leyes Fundamentales del Reino. Estos son los hechos objetivos que se pueden consultar, junto con otros detalles de procedimiento, en el Boletín Oficial del Estado de 23 de julio de 1969: la legitimidad del actual rey como jefe del Estado deriva de la voluntad de un golpista que se sublevó contra la II República y su carácter antidemocrático es algo inherente a esta institución. Lo demás, yerno incluido, son maniobras de distracción.
Coque López de Santa María
Madrid

Un mensaje del rey muy poco real
No entiendo las conclusiones que la mayoría de la prensa sacó del discurso navideño del rey. En mi opinión sólo fueron un conjunto de frases con buenas intenciones y con buenos deseos, pero sin ningún compromiso, sin ninguna crítica a las causas ni a los causantes de la situación que vivimos en España y, sobre todo, sin ninguna conexión con la cruda realidad. No es real decir que la inmensa mayoría de los servidores públicos y dirigentes empresariales españoles son ejemplares y responsables, cuando precisamente su masiva corrupción e irresponsabilidad es el motivo principal de nuestra actual situación. No es real decir que la Justicia es igual para todos, cuando muchos cargos institucionales, entre ellos el que él mismo representa, disfrutan de inmunidades para con la Justicia. Tampoco es muy real ignorar el movimiento de indignación demostrado por la gente de este país sin hacer ninguna referencia al mismo ni mucho menos apoyar esa realidad social. Por último, creo que habría sido muy adecuado dada la situación real actual anunciar algún recorte económico de la máxima institución del Estado en ayuda y solidaridad con los sufrimientos y privaciones que padecen tantas personas de este país. Escribo desde el respeto que me merece la positiva labor desarrollada por el rey en el pasado reciente de este país, pero también con la esperanza de que en esta coyuntura de injusticia social que estamos viviendo la Corona se implique en la defensa de los ciudadanos y que no olvide que su fin es servir al pueblo, no servirse de él.

Jose Luis Requelme Arnedo
Zaragoza

Sobre el salario máximo interprofesional
Cuando De Cospedal ganó las elecciones en Castilla-La Mancha ya nos anunció recortes en aquellas materias troncales del Estado del bienestar tales como la educación, la sanidad o las partidas destinadas a luchar contra la violencia de género. Y lo llevó a cabo. Conviene reconocer, en honor a la verdad, que no en todo hizo recortes. La primera decisión que tomó fue subirse el salario y el de sus altos cargos en un porcentaje bochornoso. Con todo, la mayoría de españoles le dio su apoyo al PP en noviembre en un acto de masoquismo general. Y ahora Rajoy anuncia la congelación del salario mínimo interprofesional. Se congela para no subir porque ya no se puede bajar más. Y entonces, yo me pregunto: ¿qué tratamiento se hace del salario máximo? Ese que perciben los altos ejecutivos, los directores de los bancos rescatados y de las cajas de ahorros en quiebra. Nóminas insuficientes para que se responsabilicen de los malos resultados obtenidos. ¿Tendrá algo que ver este silencio con los salarios de los políticos en general?
Raúl Pillado Lista

La confabulación de los bribones
Decía el poeta y filósofo italiano Giacomo Leopardi que "el mundo es una alianza de bribones contra los hombres de bien, y de los mezquinos contra los generosos". Esta máxima ha reflejado fielmente lo ocurrido en demasiados períodos de la historia y muestra, con implacable certeza, lo que está pasando en la actualidad. Sin embargo, y a pesar de quienes hoy gobiernan el mundo (banqueros, mercaderes y políticos a su servicio), somos muchos los que confiamos en que movimientos ciudadanos como el del 15-M, tarde o temprano den la vuelta a la frase del ilustre italiano, y que la alianza acabe siendo de los hombres de bien contra los bribones y de los generosos contra los mezquinos.
Enrique Chicote Serna
Madrid