Salud en positivo

Mejor escalar que trepar

Ilustración: Verónica Montón Alegre
Ilustración: Verónica Montón Alegre

Trabajar con sensatez para avanzar es una vocación inédita para algunos grupos sociales

Seguimos sufriendo el drama del COVID-19,  sus consecuencias sobre la salud y la vida y su impacto socioeconómico mundial. También vislumbramos un futuro en el que se supone que no todo va a seguir igual.

En este contexto hay quien ya se ha cansado de las medidas de prevención y quiere disfrutar de su estatus de privilegio basado en el viejo precepto de "ande yo caliente, y ríase la gente ". Aunque no se confiese con esta crudeza, piensan que ya está bien de medidas de protección igualitarias, que cada palo aguante su vela y que, a la postre, "siempre ha habido clases".

Charanga y pandereta

Patriotas de pacotilla, se encastillan en el corralito de sus  privilegios y se lanzan a la calle de sus barrios tan finos ofreciendo un espectáculo  grotesco e insolidario, envueltos en la bandera, a veces  con pajarraco franquista, y hasta con rosario en mano. Pero también es verdad que más que enviar policías, quien tendría que actuar más por esos pagos es la inspección de hacienda. Porque son los primeros en sacar apresuradamente su capital del país  cuando las cosas se tuercen,  y mantienen sus herencias en fondos buitre y paraísos fiscales.

Hay que tener en cuenta que los de la Trepa ya están preparándose, no han sufrido desgaste. Afilan sus armas mientras  calculan  la rentabilidad de sus inversiones, como ocurrió en la pasada crisis económica.  Se llenan la boca  de esa presunta "colaboración  público privada", que por cierto no se ha visto por ningún parte a no ser para hacer negocios.  Invierten  en publicidad, encubierta o no, compran páginas de periódicos y espacios en las redes sociales, pasean a sus opinadores de cabecera, montan plataformas fantasma de apoyo para continuar recibiendo su parte del pastel y ampliar las concesiones administrativas sanitarias, aprovechando en estos momentos la debilidad y el cansancio de lo público y la labilidad ideológica de algunos gobernantes.

"Es un escándalo que esté cerrado hasta El Corte Inglés"

En esos barrios acomodados hay quien se lamenta de que es un escándalo," que está cerrado hasta el Corte Inglés". Y lo peor es que desde la política se azuce el disparate reconociendo algún dirigente que en su "estrategia" para normalizar la vida de las personas tras el confinamiento se ha asesorado con  agentes económicos, mientras que con los técnicos de salud hace tiempo que no habla.

Son representantes políticos de ideología cavernaria, ajenos a toda evolución social y científica. El único eximente que se les podría conceder es que se hubieran dejado la medicación. Si no, no se explica cómo pueden desbarrar con ese desparpajo y  encadenar tantas barbaridades, repartir culpas a diestro y siniestro, negarse a todo y no proponer nada coherente…

Senderos de gloria

El  líder de la oposición  se permite  el lujo de pontificar: "Ante un rebrote no podemos volver a parar la economía, España debe convivir con el virus". Supongo  que piensa  que es posible el aislamiento universal en apartamentos de lujo, para no infectar a nuestras familias. También imagino que habrá analizado si el sistema sanitario puede soportar otro stress pandémico como el anterior, y habrá concluido que los y las sanitarios españoles son robots inmunes a la fatiga y la depresión.

En la película de Stanley Kubrick Senderos de gloria, la  bélica más  antibelicista, los generales dan órdenes de tomar una  posición imposible desde sus cómodos despachos o desde trincheras protegidas . El fracaso anunciado de esa misión y el retroceso de esas tropas es considerado  cobardía, y los soldados son juzgados por ello.

Aquí y ahora, el hecho es que solo el 5% de la población española presenta anticuerpos frente al COVID-19, lo que nos aparta de sueño de la inmunidad poblacional que se lograría cuando aproximadamente un 60% hubiera sufrido la enfermedad. La estrategia de exponerse al virus de forma cotidiana fue la que utilizó inicialmente el gobierno del Reino Unido, pero tuvo que dar marcha atrás al quedar demostrado el alto grado de letalidad de la infección. Por tanto, está claro que se debe continuar con las medidas normalizadoras, sin prisas pero sin pausas.

Escalada versus Trepa

Decíamos en el titular que preferimos la Escalada frente a la Trepa. La Real Academia de la Lengua define escalar como "subir por una pendiente o a una gran altura"   y la trepa "Elevarse en la escala  social ambiciosamente y sin escrúpulo".

Escalar ya en el refuerzo de las medidas de prevención sin esperar a que se resuelva la oleada actual. Conseguir un renovado servicio de salud pública, universal, gratuita y de calidad. Hay que ponerse manos a la obra desde ahora: perfilar estrategias, cuantificar costes con análisis de eficiencia, modificar procesos, priorizar acciones y mejorar mucho las políticas de recursos humanos.

La crisis ha puesto al límite un sistema cuyos trabajadores y trabajadoras han dado lo mejor profesional y humanamente. La situación ha derivado en un agotamiento técnico y moral, que por desgracia no se solucionará con palmadas y aplausos. Aunque sigamos aplaudiendo. Que seguiremos.

FIRMANTES DEL BLOG

  • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia
  • Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad.
  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad.
  • Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental.
  • José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad.
  • Isabel González. Médico radiólogo. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Ana Boned Ombuena. Técnico Superior de Salud Pública de la Consellería de Sanitat Valenciana. Máster en salud pública por la U. de Harvard y especialista en medicina familiar y comunitaria.
  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
  • Pere Herrera de Pablo. Medico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana.
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy.
  • Aurelio Duque Valencia. Médico de Familia y Comunitaria y representante sindical. Ha sido presidente de la Sociedad Científica de Medicina Familiar en la Comunitat Valenciana.
  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar. Ilustradora del Blog Coronavirus en positivo.
  • Juan Domene. Médico Inspector en el servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ha sido gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.