Salud en positivo

25 noviembre, más feminismo, menos violencia de género

Ilustración de Verónica Montón Alegre.
Ilustración de Verónica Montón Alegre.

La socialista María Cambrils ya avisaba de cómo el feminismo nada tiene que ver con el desprecio a los hombres: "No fue, ciertamente, un movimiento económico ni tampoco político, sino simplemente una muy lógica explosión de rebeldía contra el estado de dependencia civil en que se encontraba y se encuentra la mujer en relación con las libertades ciudadanas".

El feminismo tiene que ver con la democracia, con los derechos. Por tanto, quien niega la violencia de género y ataca el feminismo, ataca la democracia. No es democracia si una parte de la sociedad, más del 50%, las mujeres no tienen el derecho a vivir seguras.

Una España más feminista

Esa es la razón de que, desde cualquier tipo de responsabilidad, si queremos hacer más grande nuestra democracia, hay que aportar siempre para construir una España más feminista, donde todas las mujeres tengan garantizados todos sus derechos. Derecho a la libertad, a la igualdad y a una vida segura y digna.

Construir una España donde las mujeres puedan vivir seguras, sin miedo, sin acoso y sin violencia. Las mujeres de ahora y las generaciones futuras. El legado tiene que ser más democracia y no al contrario.

Para ello, son fundamentales, imprescindibles, las políticas públicas impulsadas desde el feminismo en todos los ámbitos de acción y el trabajo, compromiso, y la convicción para llevarlas a cabo.

Políticas públicas que apuestan por la igualdad porque la principal desigualdad que existe en nuestra sociedad es la violencia de género que se ejerce contra las mujeres por el hecho de ser mujeres.

Las Administraciones, las instituciones o los gobiernos, cobran sentido en la medida en que resultan útiles a la sociedad y garantizan los derechos y la seguridad de la ciudadanía.

Los derechos y la seguridad de muchas mujeres, siempre demasiadas, corren serio peligro a diario a causa de la violencia de género. Arriesgan su bien más valioso: la vida.

Los datos nos dicen que el 71% de las mujeres de 16 a 24 años han sufrido esta violencia. Es un porcentaje intolerable y necesitamos de políticas públicas y de la implicación toda la sociedad para erradicar la violencia. Para que esta cruel realidad cambie. Para ello es necesario el compromiso activo de los hombres. No es suficiente si sólo cambiamos las mujeres;  los hombres tienen un papel fundamental en la lucha contra la violencia machista.

El negacionismo va contra la credibilidad de las mujeres

Y más en ente momento en que la ultraderecha se ha posicionado en contra de las mujeres, en contra de seguir avanzando. Su ideología anti-igualdad y reaccionaria niega la violencia contra las mujeres, persigue a organizaciones feministas, y recortan o cambian el objetivo a los recursos públicos destinados a combatir la violencia de género en las CCAA donde sustentan a los gobiernos de derechas.

Y hay que prevenir el peligro que suscitan sus discursos negacionistas o que avalan la teoría de las denuncias falsas. Los datos desmienten fácil y claramente sus mensajes. No es verdad lo que dicen, pero hace mucho daño, puesto que lo peor es ir en contra de la credibilidad de las mujeres; lo peor es cuestionar, en situaciones de violencia, a la víctima porque esos discursos lanzan el mensaje a la víctima de "no te van a creer" y le disuaden de denunciar.

Por ello, con más coraje hay que defender el feminismo. Hay que trabajar desde el feminismo para construir una sociedad con más igualdad, porque la igualdad significa más derechos y más derechos son más democracia.

Como decía la filósofa y activista política Simone Weil, "la igualdad es una necesidad vital del alma humana. La misma cantidad de respeto y de atención se debe a todo ser humano, porque el respeto no tiene grados".

Firma del Post:

  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
  • Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad.

Forman el Foro Ágora Salud:

  • Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad.
  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad.
  • Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental.
  • José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad.
  • Isabel González. Médica radióloga. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia.
  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
  • Pere Herrera de Pablo. Medico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana.
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy.
  • Juan Domene. Médico Inspector en el servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ha sido gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.

Ilustra el blog:

  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar.