Desenredando

Votar es un privilegio

Se acerca San Valentín (que a mí, personalmente, me da bastante igual, la verdad), y después de todos los pormenores, hay elecciones en Catalunya. Tras días de estar pendientes de las decisiones del TSJC, de hacernos dudar de si sí o si no, y que si en mayo que si en febrero, ya está todo claro. La hora ha llegado y toca votar el domingo 14 de febrero en las elecciones autonómicas de Catalunya.

 

Votar es un derecho

Cada vez que hay votaciones, hay personas que deciden no ir a votar porque están hasta las narices. Sienten que los políticos nos mangonean y no quieren saber nada. Hoy vengo a hacer una propuesta a todas las personas abstencionistas.  La idea es que, aunque se abstengan, usen su voto. Y eso lo pueden hacer a través de la campaña «Votar es un derecho», impulsada por la Safia Elaaddam, a quien puedes seguir en Instagram y en Twitter bajo el nombre de «hijadeinmigrantes».

Safia lleva poniendo en marcha esta campaña desde hace algunas elecciones, tanto nacionales como autonómicas. Su intención es dar una solución a muchas personas que, tanto en España como en Cataluña, se encuentran en una situación de agravio comparativo.

En el estado español solo pueden votar las personas que tienen DNI. Esto significa que las personas migrantes no pueden votar, y su descendencia tampoco. Esto es porque en España, los recién nacidos tienen la misma nacionalidad que sus progenitores.

Esto es lo que le pasa a Safia: nació en Cataluña, donde ha sido escolarizada y ha ido a la universidad, trabaja, paga impuestos, pero no puede votar porque sus padres no tienen nacionalidad española. Por lo tanto,las personas migrantes no tienen posibilidad de ejercer su derecho al voto. Esto convierte un derecho en algo similar a un privilegio, ya que no todas las personas que han nacido y viven en el estado español, pueden ejercerlo.

 

Finalidad de la campaña

Cuando Safia se dio cuenta de la cantidad de personas con DNI que, teniendo la posibilidad de votar, deciden abstenerse, puso en marcha esta campaña, «Votar es un derecho», con la colaboración de Ahmed Nasser.

¿Cuál es la finalidad? Poner en contacto a personas con nacionalidad española que se abstienen de votar con personas extranjeras que no tienen derecho a voto. Entonces las personas abstencionistas votan en el sentido en el que desean las personas sin derecho a voto. Hay quien se pone las manos en la cabeza, pero esta iniciativa particular pretende compensar la vulneración de derechos civiles que viven miles de personas mientras el sistema relaciona el derecho a voto a la nacionalidad, y la nacionalidad, a su vez es difícil de conseguir ya que los trámites para conseguirla pueden alargarse años.

 

¿Cómo colaborar?

Si vives en Catalunya y has decidido que no quieres ejercer tu privilegio de votar -porque, tal y como está configurada la ley, parece más un privilegio que un derecho-, colabora con esta iniciativa.

Entra en la web votaresunderecho.es e inscríbete para ceder su voto. Así contribuirás a que alguien que nunca ha votado pueda hacerlo a través de ti. No llegas a imaginarte el bien que puedes llegar a hacer con una acción que para ti es tan pequeña e insignificante.