Luna Miguel

Lírica


LÍRICA

"No me digas que esto no es lírico," el Bohemio y yo miramos el atardecer desde La Espiral, un bar del Cabo de Gata. Con paisajes como el de este sitio me dan ganas de callarles la boca a todos esos gilipollas que se burlan de mí. Que si cursi. Que si existencial. Según ellos soy lírica en los exámenes (por eso no los apruebo) o hasta cuando rompo con una relación. Mi padre se enfadó mucho el día en que le recité mis malas notas a modo de soneto. ¡No haberme dado a Shakespeare a los catorce! Parece que la poesía no funciona en nuestra sociedad. Para que a una no la traten de pedante debe hacer exámenes fríos. Debe cortar con sus novios mandándolos directamente a la mierda. Debe decir tacos. Voy a La Espiral y me pido un mojito. La tarde es Hermosa. No puedo verlo de otro modo. Qué pasa. Yo quiero ser poeta, coño.