MierdaJobs

'Sopa de limón': la agria realidad de dos jóvenes precarias, hecha serie

Carmen tiene 25 años. Estudió economía y políticas, además de un máster en estudios internacionales, y ahora estudia interpretación. Ha vivido en primera persona la precariedad laboral trabajando como camarera y azafata. Meses sin cobrar y explotación acompañan su currículum de trabajadora precaria, aunque ahora su situación ha mejorado.

Nire tiene 27 años. Estudió magisterio y lleva tres años estudiando interpretación. También ha conocido la precariedad en en sus carnes y ahora vive en Guadalajara (aunque trabaja en Madrid) debido a los altos precios del alquiler en la capital.

Ambas se conocieron estudiando interpretación y se dieron cuenta de que tenían más cosas en común. "Nos llamó la atención que en el mundo artístico no se tratase la situación laboral de la gente joven y las condiciones en las que nos encontramos, por eso decidimos hacer una serie para tratar la precariedad y los elevados precios del alquiler que nos impiden independizarnos y tener una vida", explican.

"De aquella necesidad nació Sopa de limón, una miniserie de seis capítulos en el que contamos la historia de dos jóvenes que tienen que superar el día a día enfrentándose a un alquiler en la capital con unos trabajos basura".

Sopa de limón cuenta la vida de Montse y Adela, una rider y una guía turística pluriempleada que viven en un piso de 28 metros en pleno centro de Madrid y que tienen que superar todo tipo de trabas cotidianas para poder pagar el alquiler y llegar a fin de mes.

Noticia relacionada: Un repartidor de Domino's Pizza denuncia su no renovación tras "casi perder la vida" en un accidente

Tras los intentos de Montse por conservar las cinco estrellas en la app "Llamalallama" y así poder seguir trabajando como rider, su destino cambia por completo.

"La serie es muy autobiográfica, aunque también añadimos elementos externos que resumen muy bien las nuevas formas de precariedad que existen y que se están normalizando cada día más", explica Nire.

Un muerto, sororidad, lucha, trabajos de mierda, zulos y un humor ácido son los elementos que caracterizan Sopa de Limón.

Para ver la serie completa puedes hacerlo aquí.